Pasar al contenido principal

Estudiante de medicina veterinaria de la UT realiza sillas de ruedas para pacientes caninos vulnerables

Andrés Godoy construye carritos para devolverle la movilidad a caninos con dificultades.
Medioambiente
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Estudiante de médicina veterinaria de la UT realiza silla de ruedas para pacientes caninos vulnerables

"Como un héroe silencioso". Así describe el director del Hospital Veterinario de la Universidad del Tolima, Diego Echeverry a Andrés Godoy, un joven estudiante que elabora sillas de ruedas para pacientes caninos con problemas de movilidad y en condición de vulnerabilidad. 

Godoy, quien cursa último semestre de Medicina Veterinaria y Zootecnia en la UT, se conmovió por el estado de salud de una paciente que pudo atender en el Hospital Veterinario de la institución. 

"El Centro de Atención y Protección Animal (Capa) había recogido una perrita en un potrero. Este peludito, llamada Blanquita,  no podía caminar, tenía las piernas traseras afectadas. Yo llegué y la vi y duré todo el fin de semana pensando cómo podía ayudarla", contó el joven estudiante. 

Así que, con una idea en su cabeza, decidió digirse a la oficina del director del Hospital Veterinario y hacerle la propuesta de crearle un carrito  a Blanquita, iniciativa que fue autorizada por el doctor Echeverry. 

"Tengo muchos materiales, entonces se me facilitaba hacerlo y nos dimos a la tarea de armarla.  Me puse a investigar cómo se hacían, a informarme cómo era el asunto", contó. 

Andrés observó videos tutoriales de la elaboración del aparato para pacientes caninos, vio experiencias en otros países y con la ayuda del doctor Echeverry inició a hacer realidad su idea. 

Así que tomó las medidas de la perrita y empezó a cortar los tubos de PVC, material que conoce y tiene acceso porque su familia lo vende. 

"Se usa PVC para la estructura como tal y ya para las llantas se buscan ruedas pequeñas para que el animalito las soporte. Luego se pega con pegante pvc y se pone un arnés para sujetarlo al cuerpo del animal", explicó. 

No obstante, dijo que lo ideal sería realizarlas con aluminio que pesa menos, pero que igual este material es resistente. 

Ya terminado el aparato, lo probaron con la 'peludita'. "Ella al comienzo se quedó quieta con todo lo que tenía encima, pero con comida empezó a caminar.", indicó. 

Sin embargo, la silla inicial le obligaba a la perrita a esforzar mucho su columna, por lo que la adecuaron con el fin de que su columna quedara más recta. 

Y así, con prueba, ensayo y error, Andrés elaboró su primera silla de ruedas. No obstante, no será la única, ya que su habilidad para realizarlas fue dada a conocer por el doctor Echeverry y ahora hay varios pacientes que esperan por una. 

A Godoy se le  ocurrió hacer unas y" dejarlas en el hospital para los pacientes que lo necesiten. Me gustaría seguir haciéndolo, no pienso nunca cobrar por eso porque tengo los materiales y puedo hacerlas sin ningún costo. Tengo la disponibilidad y la facilidad", concluyó. 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker