Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Greis Cifuentes

Columnista ElOlfato.com
greiscifuentes

Construir ciudad es un compromiso de todos

Estamos constantemente criticando y quejándonos de la ciudad en la que vivimos, viendo siempre el lado negativo, pero ¿Qué estamos dispuestos hacer por Ibagué para ayudar a mejorarla?.

El fortalecimiento de la cultura ciudadana en Ibagué es una apuesta que puede orientar a cambiar los comportamientos colectivos para favorecer la convivencia pacífica, temas de movilidad, valorización de los bienes públicos y respeto de la ley; logrando de esta forma ser conscientes que es nuestra ciudad, que cada uno puede aportar con pequeñas acciones a una gran transformación sociocultural e iniciar el cimiento de la ciudad que soñamos: respetar las señales del tránsito, los espacios públicos, no botar basura en la calle, son normas básicas de convivencia y comportamiento que deberíamos acatar. Para eso, es necesario una pedagogía desde el hogar, las instituciones educativas y campañas realizadas desde el Estado dándole importancia a la responsabilidad compartida, avivando el amor por la ciudad y renovando el sentido de pertenencia.

Es común que le echemos la culpa a los otros, el gobierno, los políticos, la administración de turno, pero se nos olvida que somos nosotros quienes los elegimos o aún peor dejamos que otros decidan por nosotros nuestro futuro cuando no votamos. También se nos olvida que no ejercemos nuestro derecho como ciudadanos participando en la construcción de políticas públicas, haciendo seguimiento a los debates políticos y a la gestión del candidato por el que votamos, evitamos convertirnos en veedores para ejercer control al no exigirle transparencia a los gobernantes, y esta evasión de nuestras responsabilidades como ciudadanos es en gran parte la culpable de los problemas que agobian la ciudad.

Son muy pocas personas las que se plantean la pregunta: ¿Qué puedo hacer por Ibagué? y un número menor aquellas con el coraje de intentar hacer el cambio, de transformar la realidad que vivimos. Cuando digo que construir ciudad es un compromiso de todos, hago referencia a todos los actores de la sociedad civil, independientemente de su disciplina y sector en el cual la desempeñan. La construcción de ciudad no debe recaer exclusivamente en el sector público y privado, la academia y la ciudadanía también son esenciales para incidir en el bien común, estando comprometidas en construir una ciudad que logre impactos sostenibles en el tiempo, todos los actores deben estar articulados y en sintonía para alcanzar un crecimiento y desarrollo social, cultural, institucional y económico en la ciudad.

No podemos esperar que la ciudad cambie sin ser parte del proceso, sin estar involucrados en los temas que afectan a la ciudad. Esa apatía de “lo que pasa en la ciudad no es conmigo” debe cambiar. Ibagué lleva años estando en el olvido de muchos ciudadanos, es hora de despertar y tomar el control de la ciudad, de trabajar conjuntamente para tener una ciudad segura, ordenada y limpia, con una ciudadanía fuerte y unida.