Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Conozca todas las irregularidades en la ejecución de las obras del Parque Deportivo

Los contratistas del patinódromo, de las canchas de fútbol y de las pistas de atletismo advierten falencias en los diseños, además, de faltantes en obras que llevarán al incremento del presupuesto.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

El Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación (Imdri) prorrogó por dos meses y nueve días los contratos de obra y de interventoría para la construcción y terminación del patinódromo y de los estadios de fútbol y de atletismo en el Parque Deportivo.

La gerente del instituto, Diana Cepeda, indicó que uno de los argumentos de los contratistas para justificar el atraso en obra, ha sido las fuertes lluvias de las últimas semanas. Se esperaría que entre julio y agosto los contratistas entreguen la culminación de los escenarios.

Sin embargo, documentos radicados por los consorcios advierten faltantes en los ajustes a los diseños elaborados por parte la Unión Temporal CO2 a la que le fue adjudicado el contrato por parte del Imdri por la suma de $1’176.135.580 para nueve escenarios.

Esta misma situación es la que ha denunciado Hidripav, que ejecuta trabajos en la Unidad Deportiva de la Calle 42 y que justifica el atraso en obra, debido a falencias en los estudios de suelo y faltantes en los diseños arquitectónicos y estructurales, que fueron asumidos por Mc Construcciones. (Ver: se dilata la audiencia de sanción en contra del contratista de la Unidad Deportiva de la 42)

Estadio de fútbol

La obra es ejecutada por el Consorcio CCA representando por Juan Carlos Salamanca López, quien tuvo a su cargo la instalación de la grama del estadio Manuel Murillo Toro en 2015 y de las canchas de la sede del Deportes Tolima.

El contrato asciende a suma de $7.373 millones. Los trabajos debían haber sido entregados el 26 de mayo. Sin embargo, el contratista solicitó, a través de un documento radicado el pasado 22 de mayo, la ampliación del plazo de entrega, por lo que se proyecta que en julio esté listo el escenario.

En el documento remitido al Imdri, Salamanca expone que, en la revisión de los diseños, el presupuesto no correspondía con las actividades contenidas en los planos definitivos y las actividades anteriores para la continuación del proyecto.

Asimismo, el Consorcio CCA señala lo que serían algunas falencias en los estudios de suelos, puesto que, al momento de la cimentación de la gradería, que presupuestalmente aparecían como pilotes y en los planos estructurales como ‘caisson’, a una profundidad de 4.4 a 6 metros se detallaba grava fina con fragmentos de roca, pero al iniciar la excavación paras las vigas como de los ‘caisson’, se encontraron rocas de gran tamaño.

Otra de las inconsistencias expuestas tiene que ver con los planos de la estructura metálica de la cubierta cuyo peso era mayor que el consignado en el presupuesto, además de que existían elementos que no eran comerciales, por lo que el contratista tuvo que hacer el rediseño y el cual debió ser avalado por el consultor Unión Temporal CO2.

En cuanto a la iluminación propuesta, esta no cumplía con las normas nacionales para la transmisión de partidos por televisión, por lo que se hizo necesario que el contratista replanteara el diseño que fue aprobado mediante comité de obra el 3 de mayo. La importación de las luminarias requería un mínimo de 60 días.

El Consorcio CCA advierte que se ha llevado a cabo dos actas de modificación con las variaciones en cantidades de obra y presupuesto, por lo que para no afectar el presupuesto inicial se dejaron por fuera algunas actividades programadas.  

Patinódromo

El contrato es ejecutado por el Consorcio Patinódromo. La inversión es de $5.361 millones. El Imdri prorrogó hasta el 5 de agosto la entrega del escenario.

El representante suplente del consorcio, Abelardo Ramírez Varela, a través de un documento radicado ante el instituto el 16 de mayo, dejó en evidencia que le fue entregada información técnica parcial e incompleta de los planos de construcción “afectando ampliamente el cronograma de obra”.

Esto llevó a que 12 de febrero el contratista solicitara al Imdri la suspensión del contrato.

Varela señala que a la fecha no se tiene una definición del alcance del contrato, el cual de ejecutarse las cantidades pactadas quedaría incompleto, al faltar de manera general, elementos necesarios para su funcionamiento.

Entre las obras que no fueron incluidas está la subestación eléctrica, que sin esta no es posible probar y validar el sistema eléctrico de las graderías y la iluminación de la pista de velocidad y de probarlas con plantas móviles, solo estaría disponible para la entrega y no para la operación posterior.

Así mismo, la iluminación de la pista de ruta, el sistema construido se encuentra incompleto y sin cableado por lo que no es posible su funcionamiento en horas de la noche. Se resalta que no se encuentra incluido dentro del presupuesto.

También se advierte que las coordenadas del diseño de la iluminación de la pista de velocidad no coincidían con la construcción real de la pista, haciendo necesario la consulta para la reubicación de las cimentaciones.

Y en cuanto a la pista de ruta, se advierte que la pista de relevos no cuenta con detalles constructivos, no está incluida dentro del presupuesto, y la prolongación de la pista de ruta en un tramo de 100 metros requiere una modificación que fue notificada al Imdri desde el inicio del contrato.

El consorcio requiere que estas obras adicionales sean incorporadas en el presupuesto lo que involucra directamente un incremento en el costo del proyecto y un aumento en los tiempos de ejecución.

Estadio de atletismo

El contrato por $12.064 millones lo ejecuta el Consorcio Pista Osma. En escrito radicado al Imdri, el pasado 27 de mayo, solicita la ampliación por dos meses y medio del plazo para la entrega del escenario.

Dentro los argumentos expuestos, menciona que, al momento de iniciar los trabajos, los diseños y el presupuesto no estaban correlacionados por lo que se requirió al diseñador, Unión Temporal CO2, la actualización de los planos lo que llevó a una pérdida de 15 días por no contar con la información actualizada.

Lo curioso es que el contratista debió viajar a Cali, es decir, donde el contratista para solventar las dudas en cuanto a los diseños.

De igual manera, Consorcio Pista Osma resalta que en el proceso de revisión de los diseños el presupuesto de la obra no correspondía a los planos definitivos.

Además, advierte diferencias en los estudios de suelo, puesto que se hacía referencia a que el material era de arcilla con grava fina y al excavar se encontró rocas de gran tamaño muy diferente a lo descrito en el estudio que avaló la Unión Temporal C02.

"Para poder proceder se tuvo que hacer uso de métodos mecánicos y químicos que permitieran facilitar el proceso de demolición de las rocas, incrementando los tiempos de ejecución tanto de excavación como en la colocación del concreto, unido a la gran cantidad de agua que hemos recibido por la temporada invernal haciendo crecer los tiempos de trabajo real. Estos cambios generan atrasos de 30 días", advierte el contratista.

De igual manera, señala que la ruta crítica está en la cubierta metálica del escenario, la cual fue diseñada con elementos no existentes en el país y que debían ser importados, por lo que se planteó el cambio de materiales fabricados en taller, usando los espesores comercialmente encontrados en el mercado y que acelerara el montaje de la estructura.

La propuesta fue puesta en consideración del diseñador, es decir a la Unión Temporal CO, cuya respuesta no ha sido concreta, lo que habría generado la pérdida de un mes y sin que para la fecha de la radicación del documento, el consultor aprobara los pesos y materiales a emplear.

Así mismo, se hace referencia a la importación del sintético desde Italia y el cual se espera esté en obra el 18 de junio.