Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Viernes negro para el alcalde Jaramillo en el Concejo de Ibagué

Jaramillo pretendía, faltando 158 días para concluir su mandato, que el Concejo de Ibagué le entregara prácticamente un ‘cheque en blanco’ para contratar decenas de obras de infraestructura que tendría que terminar el entrante gobierno. Algo muy parecido a lo que intentó hacer el detenido exmandatario hace cuatro años.
Poder
Autor: Luis Eduardo González
Autor:
Luis Eduardo González

El día 26 de julio de 2019 ha sido -hasta hoy- el día más difícil para la administración del alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo, en el Concejo Municipal.

Cuatro proyectos de acuerdo vitales para la conclusión del mandato de Jaramillo fueron hundidos por la corporación. Todas estas iniciativas tenían relación directa con la terminación de los escenarios deportivos que destruyó la administración del exalcalde Luis H. Rodríguez.

Jaramillo pretendía, faltando 158 días para concluir su mandato, que el Concejo de Ibagué le entregara prácticamente un ‘cheque en blanco’ para contratar decenas de obras de infraestructura que tendría que terminar el entrante gobierno. Algo muy parecido a lo que intentó hacer el detenido exmandatario hace cuatro años.

Los concejales no viabilizaron el polémico empréstito de $40.000 millones para terminar las obras de los escenarios deportivos de la ciudad ni aprobaron que comprometiera vigencias futuras, por cerca de $110.000 millones, para el mismo propósito. (Ver: Jaramillo comprometería vigencias futuras por $110.000 millones para terminar escenarios deportivos)

El otro proyecto buscaba que el Concejo autorizara a la Administración Municipal cambiar la destinación de cerca de $13.000 millones que dejó el gobierno de Luis H. Rodríguez, y que correspondían a un crédito aprobado en la vigencia 2014 para construir obras de ornato en el Parque Deportivo.

“No entendemos por qué este gobierno no vio estos recursos en el primer año de la Administración, y ahora sí encontraron $13.000 millones disponibles. Y las explicaciones que dio el secretario de Hacienda no convencieron a los concejales. Simplemente dijeron que era para que las obras las entregara el próximo alcalde”, dijo el concejal Pedro Mora.

Por último, el cabildo negó la modificación de un ‘articulito’ de un Acuerdo aprobado el año pasado, en el que Jaramillo se había comprometido a terminar los escenarios deportivos en diciembre del año 2019, promesa que se quedó en el aire.

Este cambio era fundamental para el saliente gobierno, puesto que eso podría acarrearle problemas futuros al mandatario.

“Nos pareció inconveniente contradecir un compromiso adquirido por esta Administración con la Contraloría General de la República, como fue aprobado en el Acuerdo del año pasado”, señaló Mora.

Finalmente, el concejal del partido de La U dijo que estas decisiones buscan enviarle un mensaje a la ciudadanía y al mismo gobierno de Jaramillo.

“Queremos demostrar que este no es un Concejo de bolsillo o unos concejales arrodillados, como piensa la gente”, subrayó.

No obstante, pareciera que la corporación se acordó -tarde- de ser un órgano independiente, justo cuando  está en vigencia la ley de garantías y Jaramillo está limitado para aceitar las maquinarias internas en el Concejo de Ibagué.