Pasar al contenido principal

Un ejemplo paisa que Ibagué debería seguir

Investigación
Autor:
Autor:

Ibagué es una ciudad con una ubicación estratégica, sin lugar a dudas, pero los grandes eventos y ferias nacionales no llegan a la capital del Tolima sino que se quedan en ciudades como Cartagena y Medellín.
 
¿Por qué? Las razones son muchas, pero todas están relacionadas con la falta de liderazgo político y gremial que ha padecido la región.
 
Ibagué no tiene un aeropuerto competitivo, no hay una estrategia permanente que publicite la ciudad ante el país y en el exterior, y tampoco cuenta con la infraestructura necesaria para desarrollar certámenes masivos porque sólo hay un centro de convenciones pequeño y deteriorado de la Gobernación del Tolima.
 
Este escenario no tiene la capacidad necesaria y ni el aire acondicionado funciona correctamente, como se evidenció en el Congreso Nacional de Fenalco y el encuentro ambiental de la Corte Constitucional.
 
Mientras tanto, otras ciudades como Medellín consiguen ser sede de importantes eventos que dejan miles de millones de pesos no sólo a sus organizadores sino también a los hoteleros, los taxistas, los restaurantes y los negocios de rumba, entre otros actores del comercio local.
 
ELOLFATO.COM dialogó con Gabriel Jaime Rico, gerente de Plaza Mayor, una empresa mixta en la que la Alcaldía de Medellín tiene el 64 por ciento de las acciones y deja utilidades netas por 2 mil millones de pesos cada año.
 
Rico, un comerciante y empresario paisa, exconcejal de esa ciudad, llegó a ese cargo hace tres años, ha contribuido a la internacionalización de la capital antioqueña y logró hacer rentable una entidad mayoritariamente pública.
 
De los 2.167 eventos que se hacen en Colombia anualmente, 830 se realizan en Plaza Mayor, un espacio moderno de ocho hectáreas, ubicado frente al centro administrativo de Medellín, muy cerca al Metro y dotado con la mejor tecnología.
 
Esas características, entre otras más, les ha permitido ser los organizadores de eventos del Gobierno Nacional y los gremios más importantes del país. “Sólo con el Ministerio de Educación tenemos un convenio para la operación de sus eventos por 15 mil millones de pesos, aproximadamente”, sostuvo el gerente de Plaza Mayor.    

¿Cómo lo hacen?

“Trabajando, saliendo a vender, promocionando, creciendo, dando oportunidades de empleo para la gente. Promocionamos a Medellín por fuera, contamos las cosas buenas que tiene Medellín, buscamos que la gente tome a Medellín como su destino y viendo, con mucho cariño, como trabajamos para tener un mejor turista”, dijo Rico.

Así funcionan

En Medellín, Plaza Mayor tiene 140 empleados encargados de la administración, operación y comercialización de este gran centro de exposiciones y convenciones, como se llamó hace más de cuatro décadas cuando lo soñó un visionario antioqueño llamado Jaime Tobón Villegas, exalcalde de Medellín. 
 
“Esta es una plataforma en donde los sectores público y privado desarrollan sus negocios y sus actividades. Plaza Mayor no busca quedarse con la realización de los eventos sino que cada actividad organizada por nosotros se integre a la dinámica económica y social de la ciudad. Que se ocupen los hoteles, que los taxistas tengan más trabajo y que los restaurantes estén llenos. En conclusión: que haya más empleo”, explicó.

Sede en Bogotá ‘cazando’ clientes

“Hace 10 años el turismo regresó a Medellín. Antes, durante la época del narcotráfico, sólo venían corresponsales de guerra”, anotó.
 
Y es cierto. Cada vez más personas de Colombia y el exterior quieren ir a Medellín. Pero para ellos, como buenos paisas, no es suficiente.
 
Por eso Plaza Mayor tiene una sede en Bogotá, en la que trabajan entre 35 y 40 personas de manera permanente, dedicadas a promocionar y conseguir nuevos eventos.
 

¿Cuántos accionistas tiene Plaza Mayor y qué hacen con las utilidades?

 “Es una empresa mixta. Son 70 socios particulares que tienen el 0.1 y 0.2 por ciento, y la Alcaldía de Medellín con un 64 por ciento. Las utilidades se reinvierten completamente en el mantenimiento y modernización de Plaza Mayor.

 

Dato curioso

Gabriel Jaime Rico, gerente de Plaza Mayor, es sin duda un hombre ocupado y sobre sus espaldas estaba la responsabilidad de por lo menos tres eventos que se desarrollaron simultáneamente en Medellín, la semana pasada.
 
Sin embargo, accedió a la entrevista sin pensarlo dos veces. Su oficina de comunicaciones facilitó la reunión en menos de 24 horas, porque para ellos es importante promocionar su producto.
 
El despacho de este gerente es particular. No tiene escritorio. Sólo hay dos sofás negros y una sala de juntas. “Yo no necesito escritorio. Yo tengo este maletín y salgo a vender y a buscar clientes”.
 
Él inició su vida laboral vendiendo alarmas puerta a puerta, organizó eventos gremiales, montó empresas, fue ocho años concejal de Medellín y no permite que lo llamen “doctor”.  

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker