Pasar al contenido principal

Toledo dio su número cédula en la radio para que lo investigaran y vea lo que encontramos

Investigación
Autor:
Autor:

El pasado miércoles 19 de agosto, en el noticiero de La Cariñosa de RCN Radio, el candidato a la alcaldía de Ibagué Jhon Esper Toledo sorprendió a los oyentes del informativo con una declaración poco usual.

Dijo, al aire, que proporcionaba su número de cédula y el de su esposa Leonor Elena Callejas, porque no tienen nada qué ocultar de su pasado. Aclaró que no están involucrados en temas de narcotráfico, ni aparecen en la lista Clinton y que “cualquier ciudadano puede revisar nuestros antecedentes, porque no tenemos nada qué esconder, todo es trasparente, todo está abierto en disposición para que cualquiera pueda hacer sus averiguaciones”.

Pues ante la solicitud de Toledo rastreamos en la rama judicial y descubrimos que él tuvo una demanda por paternidad responsable y fue obligado a responder por el sustento de una menor de edad que nació fruto de una relación con una exfuncionaria de la Alcaldía de Ibagué, cuando él era concejal.

El hoy candidato solo asumió plenamente la obligación seis años después del nacimiento de su hija. Durante ese tiempo, dice el proceso, Toledo hacía aportes económicos de manera “irregular”, pese a ser un “político exitoso” y tener negocios en los sectores de la confección, restaurantes, calzado, cobranzas e inmobiliarios.

La madre de la menor se radicó en Armenia y allá trabajaba en el área administrativa de un restaurante donde devengaba apenas el salario mínimo. Con esos ingresos debía responder por la educación y alimentación de la hija del aspirante a la Alcaldía de Ibagué.

Así fue la conciliación

La conciliación entre Diana Hernández y Jhon Esper Toledo se produjo cuando él fue nombrado secretario de Gobierno de la administración del alcalde Luis H. Rodríguez, seguramente para evitarse escándalos mediáticos.

La señora Hernández, le dijo al juez, que Toledo en el año 2012 se ganaba como secretario de Gobierno de Ibagué la suma de 10 millones de pesos y que ella exigía el embargo del 30% de los salarios y primas del exfuncionario.

Ella, dentro de su reclamación, además aportó recortes del periódico El Nuevo Día, en los que le probaba al Juzgado Primero de Familia de la ciudad de Armenia que el padre de la menor era un servidor público de alto rango en la administración municipal.

Fue entonces, cuando el nueve de marzo de 2012, tres meses después de posesionarse como secretario de Gobierno, Toledo y la madre de la menor suscribieron un acuerdo ante el Juzgado Primero de Familia en el que el político se comprometió a girarle 700 mil pesos mensuales a su hija y dos primas semestrales de 400 mil pesos. (Ver Acuerdo extraprocesal de cuota de alimentos) Intentamos contactar a la señora Hernández pero no fue posible hablar con ella. También buscamos al candidato Jhon Esper Toledo pero un directivo de su campaña dijo que él no se pronunciaría y que ya sabían del caso del proceso de paternidad responsable que enfrentó cuando inició su gestión como secretario de Luis H. Rodríguez.

Columnista de El Nuevo día también planteó interrogantes sobre el pasado de Toledo

El exconcejal Iván Ramírez, columnista del diario El Nuevo Día, planteó en su columna del fin de semana preguntas sobre el pasado de Toledo. De él sólo se sabe que su cédula fue expedida en Gigante, en el Huila. Nadie sabe quiénes son sus padres y sus hermanos. Su historia en Ibagué nace a partir del momento en que es elegido Concejal de Ibagué, en octubre del año 2004, de la mano del grupo político de Rodrigo Páez.

“Tres fortalezas destaca en sus intervenciones, su imagen publicitaria y su hoja de vida el aspirante a la Alcaldía de Ibagué Jhon Ésper Toledo: su férrea creencia en Dios (lo que le significó el apoyo electoral del Mira), su amor por la familia y su exitosa vida empresarial”, reseña el columnista. (Ver columna Lo que oculta Jhon Ésper Toledo)

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker