Pasar al contenido principal

Soy un pendejo…ustedes también

Lo mismo de siempre, esto es una vergüenza, y como siempre, ustedes y yo vamos a pagarla.

Está debería ser la frase célebre de todo lo que ocurre en este país, departamento o municipio, y todas las instituciones, pues lamentablemente hasta en las más pequeñas, donde se reúnen más de dos, la corrupción campea y se busca sacar beneficios robando de los que hacen los sacrificios y que no somos más que unos pendejos que de todos nos dejamos.

Siéntase aludido, me estoy refiriendo a usted, usted como yo somos los pendejos, que vimos como el presidente sacó plata en un monto de 370 millones de dólares del Fondo para la Mitigación de Emergencias para salvar a una empresa extranjera que ya estaba quebrada antes de la pandemia y nos quedamos calladitos, que vimos como el gobernador del Tolima con el pretexto de la pandemia firmó contratos por 14.000 millones sobre los cuales ya hay expedientes abiertos en la procuraduría y hasta una secretaria, la de salud, suspendida y nos quedamos calladitos, y para rematar en los contratos de los mercados de la alcaldía de Ibagué para los más necesitados, aparecieron como beneficiarios personas fallecidas, y seguimos calladitos. 

No importa qué papel juega usted en la sociedad, estos manes están haciendo fiesta con sus impuestos, con la plata que usted sudó para conseguir y con la que debería el estado garantizarle bienestar a su familia, mire, para que lo entienda, se le están robando su servicio de salud, se le están robando la educación de sus hijos y con lo de Avianca se jugaron en la gran ruleta rusa las pensiones, bueno y otras cositas.

Si usted es empresario le cuento que le dieron durísimo en la cabeza y ni siquiera se enteró, pues su papá presidente prefirió “salvar” a la aerolínea panameña de los pasajes más caros del mundo y en la que volar de Ibagué a Bogotá puede costar hasta un millón de pesos, salvar entre comillas porque ya está quebrada y la plata no la volveremos a ver. Siéntase estafado por su gobierno, pues usted, señor empresario de la Mipyme, que es la verdadera fuerza de progreso de este país no fue tenido en cuenta, para usted le están planeando una listica de impuestos en la próxima reforma tributaria que ya se viene, pues usted es un tipo acostumbrado a los sacrificios.

Si usted es trabajador, la situación es la misma, es usted el que debe sacrificarse pues con el decreto 1174 de 2020 que reglamenta el piso de protección social, el estado social de derecho se acabó, pues ahora sí de tajo usted nunca se pensionará y pasará a ser lo que nuestra querida vicepresidente piensa de usted, un atenido, pues al final de su vida del trabajo por horas usted solo recibirá lo que ellos llaman un beneficio económico periódico que no corresponde al ahorro que usted hizo sino a lo que bien pueda el gobierno darle, que eso sí no va a alcanzar ni a un salario mínimo de ese momento.

Lo que ya se advierte es la precarización del trabajo, que en principio favorecería al empresario pues pagaría por horas y sin cotizar a la sistema de seguridad social, pero señor empresario no habrá nadie para comprarle pues los salarios no alcanzarán y todos jodidos, como pendejos solo vemos a esos que ponemos a administrar creando círculos viciosos, pero tranquilos todos, vamos a pagar calladitos.

 

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.