Pasar al contenido principal

Sede El Limonar del Hospital Federico Lleras Acosta: luz en medio de la pandemia del COVID-19

La sede tuvo una inversión superior a los $17.000 millones para reabrir sus puertas el 8 de mayo de 2020.
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud

La sede El Limonar del Hospital Federico Lleras Acosta renació durante la contingencia por el COVID-19 para brindar apoyo a las personas contagiadas por el virus.

A pesar de la situación que enfrenta el departamento a causa de la pandemia, la recuperación de este centro asistencial ha sido una noticia positiva para la red de salud regional. 

Claudia Echeverry, coordinadora del Comité de Infecciones del Hospital, relató durante la rendición de cuentas de la Gobernación del Tolima cómo ella vio renacer estas instalaciones.

A lo largo de mis 29 años de vida profesional he vivido tiempos de crisis profundas y angustiantes, donde la escasez de insumos era el pan de cada día”, comentó la médica cirujana.

Además de los insumos, no había pago de salarios y los empleados permanecían en paros y asambleas permanentes.

Sin embargo, ella, que se desempeñaba como subgerente científica del Hospital Federico Lleras, viajaba a Bogotá en compañía de los mandatarios locales para poner “la totuma” que los ayudara a sobrevivir.

Luego de esto, empezó el proceso de venta de la sede, en donde estuvo presente para mostrarla y dejarla presentable. Incluso hasta brilló los pisos.

“Con el corazón arrugado paseábamos a los posibles compradores, alabando la sede, contándoleslas maravillas que hacíamos. Porque era una sede productiva”, mencionó la médica.

No obstante, la venta no se dio debido a tropiezos en el proceso. Pero una luz encendida seguía brillando en los pasillos de la deteriorada sede.

La Gobernación del Tolima decidió invertir en la renovación del lugar. “Después de largas reuniones para priorizar y planear proyectos, se decidió abrir la sede”, expresó Echeverry.

Fue así como se logró habilitar 10 camas de cuidados intensivos y 43 camillas con equipos de respiración artificial para atender pacientes COVID-19.

A la fecha, la sede Limonar ha tenido una inversión de $17.964 millones: $10.656 fueron dados por la Gobernación; $3.841 por el Ministerio de Salud; y $3.467 provenientes de recursos propios del Hospital Federico Lleras Acosta. 

Su capacidad instalada aumentó a 24 camas de hospitalización y 48 camas UCI. 

La sede está enfocada en la atención especializada en cirugía cardiovascular, UCI neumológica, rehabilitación cardiopulmonar y consulta externa especializada.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker