Pasar al contenido principal

Salud mental de las niñas y niños, un tema de cuidado en tiempo de pandemia

Expertos explican cómo se encuentra la salud mental de las niñas y niños. Además, entregan recomendaciones para sobrellevar trastornos generados por el confinamiento.
Salud
Autor: Ruddy Díaz
Autor:
Ruddy Díaz

Las risas de los infantes poco se escuchan en la calle, las busetas escolares escasean en las vías y en los parques de la ciudad faltan los juegos de los niños. Todo esto ha sucedido a causa de la pandemia por el COVID-19.

Según un estudio del Instituto Colombiano de Neurociencias, durante la pandemia por el COVID-19 los niños están en riesgos de desarrollar trastornos generados por estrés agudo, estrés postraumático, adaptativo, depresión y ansiedad.

Además, de los 1.044 niños encuestados en el estudio, el 88% tienen signos relacionados con la salud mental y el comportamiento.

Teniendo en cuenta la importancia de la salud mental en nuestros niñas y niños, EL OLFATO habló con dos expertos para conocer cómo se encuentra este tema y cómo los padres pueden detectar un trastorno a tiempo.

Ximena Norato, filósofa y comunicadora de la Agencia Pandi, y Adonilso Julio De La Rosa, psiquiatra infantil de la Clínica San Juan de Dios de Caldas, concuerdan en que actualmente hay una gran afectación emocional en los menores. 

“Yo pienso que los trastornos psiquiátricos han venido en aumento en los últimos años en niños y adolescentes por todo lo que ha implicado el acceso a redes”, expresó De La Rosa. Sin embargo, manifestó que estos problemas se han exacerbado durante la pandemia por el COVID-19.

De igual forma, Norato explicó que según estudios en Colombia y en el mundo hay una gran afectación emocional en los pequeños. 

¿Cómo se demuestran estos cambios?

Según los expertos, hay distintos comportamientos que develan los cambios en los infantes.

Para la directora de la Angencia Pandi, las secuelas del confinamiento se empiezan a manifestar en comportamientos como “orinarse en la cama, pataletas, permanecer irritables, cambiar sus hábitos alimenticios, solo querer ver televisión”.

Norato explicó que estos comportamientos son entendidos como oposiciones desafiantes. “Se vuelve un ciclo, lo que el niño está mostrando es que tiene angustia, miedo, tristeza, le está faltando cosas fundamentales en su desarrollo, que es la socialización”, sostuvo

La filósofa argumentó que la socialización es parte fundamental del desarrollo de los niños y jóvenes y no es una cuestión de caprichos. Sus acciones frente a situaciones que se presentan en la vida se dan en el proceso de interacción social y es por eso que los menores necesitan estar congregados. 

El psiquiatra De La Rosa comentó frente al tema, que otros comportamientos son el cambio de interés por las cosas que para el menor  eran placenteras, aparecen dificultades para consiliar el sueño y tienen miedo en la noche.

Otro tipo de comportamiento es su cambio de ánimo, si el niño está triste o bravo por un regaño, es considerado por el psiquiatra como una “pataleta normal”, diferente si el cambio de comportamiento dura más tiempo y no se da por un factor externo como regaño o discusión.

¿Cómo tratar este tipo de comportamientos?

El psiquiatra infantil dijo que hay dos formas para tratar la salud mental de los menores: por el método farmacológico y el no medicado.

El primero consiste en medicar a los menores, y el segundo en realizar un acompañamiento a partir de la psiquiatría. “El tratamiento más eficaz son los fármacos con la psicoterapia”.

De La Rosa explicó que cada trastorno se trata diferente dependiendo del grado en que este se encuentra.“Por ejemplo, en la depresión los niños responden muy bien a la psicoterapia”, precisó.

El también docente señaló que en casos de que el menor tenga una idea de suicidio permanente, la psicoterapia no va a funcionar.

“Los niños antes de los 10 años tienen la idea de la muerte pero no tienen el desarrollo cognitivo para idearse un plan suicida”, explicó De La Rosa.

Norato recalcó la importancia de asistir a un profesional para tratar este tipo de trastornos y evitar la estigmatización en el menor o la familia que se encuentre en un proceso psiquiátrico.

¿Qué hacer para evitarlos?

Norato recomienda implementar estrategias para la diversión del niño en la casa. “Como papás nos tenemos que poner creativos en estos momentos”, comentó.

La experta recomendó el juego al aire libre con tapabocas y manteniendo el distanciamiento social. “Los niños son más responsables que los adultos porque ellos si saben lo que perdieron”, manifestó.

Asimismo, recomendó invitar a amigos a la casa, eso sí, niños de hogares en los que las personas se han cuidado del virus.

La socialización es muy importante para el desarrollo del cerebro del niño. “El cuaderno lo desatrazo, pero el cerebro cómo voy a desatrazarlo”.

Salud mental de los niños es tarea de los padres

Los expertos mencionaron que la buena salud mental de los niños durante el confinamiento tiene que ver en gran parte con la forma en que los padres afrontan la pandemia.

“Los niños empiezan a ver todo el estrés que hay a su alrededor y eso hace que empiecen a tener comportamientos que reflejan esa afectación”, explicó Norato.

De igual forma, De La Rosa dijo que hay que cambiar ese tipo de actitudes y aprovechar los momentos para disfrutar de los hijos.

"Es un momento delicado y como adultos debemos ser más compresivos y activos en mirar cómo lo solucionamos", concluyó Norato. 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker