Pasar al contenido principal

Salí positivo para COVID-19 pero la EPS nunca me lo informó: docente de Ibagué

Este profesor se enteró por pura casualidad de que estaba contagiado. La EPS nunca lo contactó para informarle sobre el resultado de su prueba.
Salud
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

A las decenas de denuncias que se conocen cada día sobre el manejo que le están dando algunas EPS al COVID-19, se suma una muy preocupante. 

Javier Gómez, como será llamado el ciudadano protagonista de esta historia, es un docente de Ibagué. Tiene 56 años y hace cuatro días se enteró de que es positivo para coronavirus. 

Según lo que relata, se enteró de que estaba contagiado no porque la operadora de salud de los maestros, Tolihuila, se lo hubiera informado, sino por pura casualidad. 

"Mi hija resultó infectada con el virus y nosotros, por nuestra propia cuenta, hicimos el cerco epidemiológico en la casa y llamamos a la EPS para que nos tomaran la prueba", dice el profesor. 

"Tardaron alrededor de cuatro días para tomarnósla a mí, a mi esposa y a mi hija menor", añade. 

Pasó más de una semana y la EPS no se comunicó con Javier y su familia para informar el resultado de la muestra. Mientras tanto, asegura, permanecían en su casa aislados y teniendo en cuenta todas las medidas de autoprotección. 

El viernes de la semana pasada llamó a la doctora que mes a mes le formula unos medicamentos y ahí se llevó la sorpresa. 

"Ella me dice: ¿profe, cómo se siente, qué ha tenido, han estado muy fuertes los síntomas? Y yo no le comprendía muy bien lo que me preguntaba", cuenta. 

"Le digo: doctora no entiendo muy bien lo que me dice. A lo que ella me responde: profe, es que usted salió positivo para COVID-19, ese es el reporte que tengo acá en el sistema", agrega.

De inmediato, señala, sintió mucha angustia porque a pesar de que estaba asintómatico, había un gran riesgo de contagio en su hogar. Afortunadamente, siempre usó su tapabocas al igual que su familia. 

"Mi esposa se dirigió al día siguiente a hacer el reclamo por esa irresponsabilidad tan grave y la persona que la atendió no supo ni qué responderle", asegura.

"Es más, esta es la hora y ni siquiera conocemos el resultado de ella y de mi otra hija. Gracias a Dios todos estamos bien pero esto nos parece el colmo. Estar uno contagiado y no saberlo es gravísimo porque puede ir uno regando ese virus por donde vaya", afirma. 

Este caso es uno más de muchos que a diario se conocen en Ibagué. Hay usuarios a los que las EPS ni siquiera les toman la prueba y mucho menos les hacen cerco epidemiológico, tal y como lo sostiene la Secretaría de Salud Departamental. 

Precisamente, para evitar que negligencias como estas sigan ocurriendo, dicha dependencia creó un grupo de reacción inmediata, el cual trabaja 24 horas y siete días de la semana, recibiendo las quejas de los pacientes a través de líneas telefónicas, entre ellas esta: 3102012323. 

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker