Pasar al contenido principal

El Tolima entró en alerta roja hospitalaria ante el incremento de casos de COVID-19

Conozca los alcances de esta medida y el Decreto firmado por el gobernador Ricardo Orozco.
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Foto: Secretaría de Salud del Tolima

El gobernador Ricardo Orozco declaró oficialmente la alerta roja hospitalaria en el Tolima ante el incremento de casos de COVID-19, principalmente en Ibagué, municipio en el que está el foco de la enfermedad. (Ver: Nuevo récord de COVID-19 en el Tolima: 663 nuevos casos y 16 muertos en un solo día)

Con esta medida excepcional, adoptada a través del Decreto 0992 del 30 de octubre, la Secretaría de Salud Departamental asume el control de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de las clínicas y hospitales de la región, con el propósito de regular la oferta y disponibilidad de camas. (Ver: Decreto de alerta roja)

“El Centro Regulador de Urgencias y Emergencias del Tolima -CRUET- mantendrá el control de la oferta y disponibilidad de Unidades de Cuidado Intensivo e Intermedio de las IPS públicas y privadas en el departamento, hasta que permanezcan las condiciones que decretaron la alerta roja”, dice el artículo segundo de dicho Decreto.

Esta medida garantizará mayor rapidez en la asignación de las camas UCI para los pacientes críticos, y no someter a los familiares de los pacientes a la búsqueda de este servicio en las clínicas y hospitales del departamento, como venía ocurriendo. (Ver: Por falta de atención oportuna, paciente de COVID-19 en Ibagué se agravó en una semana)

Asimismo, a partir de la fecha, se suspenden todos los procedimientos quirúrgicos que no comprometan la vida de los pacientes. Esto con el propósito de descongestionar los centros asistenciales.

En este sentido, quedaron prohibidas las cirugías estéticas y los procedimientos ambulatorios.

“Procedimientos no urgentes o electivos: entendidos como aquellos procedimientos que pueden reprogramarse para una fecha futura, ya que el momento de estos casos es flexible y es poco probable que afecte significativamente el resultado de salud del paciente a corto plazo”, explica la norma.

Y aclara: “La necesidad médica de un procedimiento determinado debe ser establecida por un cirujano con experiencia directa en la especialidad quirúrgica relevante para determinar en qué riesgos médicos incurrirá la demora del caso. Se debe definir por parte de cada uno de los cirujanos la priorización de los procedimientos quirúrgicos”.

La Gobernación del Tolima también les pide a las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) “fortalecer estrategias que permitan la liberación de camas de servicios existentes para la atención de pacientes con infección por SARS-CoV-2 (COVID-19)”.

La situación en el departamento es sumamente grave, pues este sábado se reportó la cifra más alta de casos desde que empezó la pandemia en el Tolima.

En solo 24 horas, se diagnosticaron 663 personas, de las cuales 550 son procedentes de Ibagué.

La cifra de muertos también está disparada: ayer fueron 16 más, para un acumulado de 612.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker