Pasar al contenido principal

¿Sabe cuáles son los beneficios de un parto en el agua? Aquí se los contamos

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Luego de que la Alcaldía de Ibagué anunciara que a partir del próximo mes de enero las madres gestantes podrán acceder a los servicios de nacimiento humanizado en la Unidad Intermedia San Francisco, EL OLFATO dialogó con un ginecólogo de la ciudad para conocer cuáles serían los beneficios para estas mujeres. 

Se trata de Hermes Díaz, quien explicó cada una de las ventajas que pueden tener las embarazadas al ser sometidas a este tipo de técnicas, que incluyen lo que se conoce como parto en el agua. (Ver: Partos en el agua, el nuevo servicio que ofrecerá la Unidad de Salud de Ibagué)

De acuerdo con el profesional, son cuatro los principales beneficios que pueden obtener estas madres gestantes. El primero de ellos es la reducción del dolor en el parto, que es posible gracias a la liberación de endorfina por la sumersión en el agua. 

"El parto en el agua produce anestesia por la liberación de endorfinas pero también cambia el chip mental y hace que la paciente cambie el umbral del dolor, haciendo que éste sea más tolerable", explicó el ginecólogo.

En este sentido, señaló que el agua es relajante y crea un ambiente agradable, razón por la que el trabajo de parto se hace más fácil.

"Otro beneficio consiste en la relajación de los tejidos haciendo que el parto sea menos traumático para la paciente. Además, reduce la necesidad de practicar la episiotomía, que consiste en cortar una parte de la vagina para darle más amplitud en el momento del nacimiento", manifestó Díaz.

De igual manera, indicó que la siguiente ventaja tiene que ver con el tiempo del trabajo de parto, el cual se reduce gracias a factores como la humedad y la presión del agua. 

"La tranquilidad generada en la madre estando dentro del agua, es uno de los factores positivos al acelerar el trabajo de parto haciendo que éste sea más corto", afirmó el profesional de la salud.

A su vez, dijo que la compañía del esposo de la paciente o de algún familiar, que es otro de los aspectos que hacen parte del nacimiento humanizado, le brinda seguridad a la madre para facilitar el procedimiento. 

"La humanización del parto consiste en eso, en aumentar la seguridad y disminuir el estrés en la madre, y esto se logra si ella puede apoyar en un ser querido", expresó el médico especialista.

Un procedimiento poco usual en Colombia

Entre tanto, el doctor explicó que más del 90% de ginecólogos en Colombia no practican este tipo de parto por varias razones. La principal es el desconocimiento del procedimiento.

“En ningún hospital universitario se conoce, se implementa o se instruye sobre esa técnica. Es traída de Europa y no es nueva, sería nueva en Ibagué pero en Bogotá hay sitios formales donde practican hace más de 20 años y lo mismo en Europa”, dijo Díaz.

No obstante, aclaró que es un procedimiento que no necesita de una formación académica específica, razón por la que cree que los especialistas de la ciudad podrían realizarlo sin inconvenientes luego de una breve capacitación.  

"Existen dos formas de realizar los partos en el agua. La primera consiste en hacerlo 100% dentro de ella. En la otra, se induce el parto dentro del agua con el objetivo de relajar a la madre y acortar el trabajo de parto. Al momento del nacimiento del bebé, la paciente es retirada del agua y continua su proceso de manera habitual", aseguró el ginecólogo.

Recomendaciones

Por último, Díaz entregó las recomendaciones que deben ser tenidas en cuenta al momento de adelantar un parto en el agua.

  • La paciente no debe ser introducida inmediatamente al agua porque se puede frenar el trabajo de parto. Lo más recomendado es hacerlo cuando tenga 4 o 5 cm de dilatación.
  • El parto debe realizarse en una tina amplia con la temperatura de agua adecuada, aproximadamente de 37 grados.
  • Una mujer en trabajo de parto no se puede tener por más de una hora o una hora y media dentro del agua.
  • Se tienen las mismas contraindicaciones que en los partos comunes.
  • Bebes pequeños o prematuros tampoco se podrían tener en un parto en el agua porque incrementarían los riesgos de infección y de complicaciones.
  • Las pacientes deben ducharse y entrar a la tina desnudas con un top si lo desean por reservar su intimidad.
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker