Pasar al contenido principal

¿Qué tan graves son los daños del túnel de Boquerón?

Ibagué
Autor:
Autor:

La autopista Bogotá – Girardot sigue con sus líos. Desde hace varios meses está inhabilitada la variante de Melgar y ahora deben cerrar el túnel Guillermo León Valencia, ubicado entre el sector de la Nariz del Diablo y Boquerón, para restaurar las losas del piso y parte del revestimiento por fallas.
 
El cierre se daría durante por lo menos siete meses, pero el Gobierno Nacional pretende que esos trabajos se hagan después de la temporada de diciembre para no afectar la movilidad en la temporada turística.
 
La ministra de Transporte, Natalia Abello, dijo que los problemas del túnel, de 3,9 kilómetros de longitud, “son graves, pues, si no se hace el revestimiento que falta, podría haber desprendimiento de roca”.
 
El cierre de este tramo tendrá un impacto negativo en su flujo vehicular y aumentará el tiempo de recorrido entre Ibagué y Bogotá, que se suma a los infaltables trancones de Soacha y la autopista Sur.
 
La reparación del túnel tiene un costo cercano a los 2 mil millones de pesos, informó el interventor de la obra.
 
El director de la ANI, Luis Fernando Andrade, admitió que hay mucha “preocupación por los serios inconvenientes que el cierre del túnel y los demás problemas de la vía le están causando a los usuarios”.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker