Pasar al contenido principal

Pobre democracia colombiana

Estamos a pocos días de la segunda vuelta para la elección de presidente. En la primera muchos no votaron y como siempre esa indiferencia genera delicadas consecuencias. Por eso tenemos a ‘Chuzuluaga’ -Zuluaga, el de las chuzadas- disputándose con el presidente candidato el ‘Reino del Nunca Jamás’: Colombia.
 
Entonces, empiezan a suceder milagros y olvidos  al amaño de algunos: el ‘Chuzu’, como hay que decirle coloquialmente, ya no quiere suspender los diálogos de La Habana, sino por el contrario, los va a retomar. Otra perla: su jefe, o mejor, su patrón Álvaro Uribe, amenazó con las pruebas que él tenía de ingresos de dudosa reputación a la campaña de Santos e hizo maña hasta después de las elecciones. Se presentó a la Fiscalía -órgano competente- a último momento para cumplir con el requerimiento, pero lo que declaró fue que no tenía garantías. Como es lógico, confía sólo en el ‘iluminado’ procurador Ordoñez.
 
Uribe habló en la Procuraduría, y a la salida, dijo que no tenía pruebas en contra de Santos, pero que sí de su campaña. Todo para que lo citaran de nuevo el 25 de junio, después de la segunda vuelta. Esto lo hace para ver si algunos incautos le creen y votan por su pupilo, sin embargo, no pasa de ser un show de quinta categoría.
 
Por otro lado, la Fiscalía manifestó que el  video que ha visto todo el país, en el cual  se observa a Chuzuluaga con el famoso hacker es auténtico. Esto es un atentado al Estado Social de Derecho, un sicariato a la democracia. Pero el ‘Chuzu’ lo señaló como un ‘vil montaje’ y que el de video no era él sino seguramente un ‘monster’, un gemelo.
 
Eso sí, hay que reconocer  que su papá político supo transferirle las técnicas para ganar elecciones. Las mismas que tenía Hitler, quién manifestaba que al pueblo no había que decirle mentiras pequeñas, sólo una grande, y repetirla constantemente. Como por ejemplo: con ‘Chuzu’ volverá la seguridad y se acabará con la guerrilla. Esto último puede parecer cierto, porque por algo se inventaron esos tristes y vergonzosos episodios conocidos como los ‘falsos positivos’. Como si fuera poco, hay otra gran mentira en un tema sensible como la educación.
 
Chuzuluaga promete -ante notario- que impondrá la jornada escolar todo el día, en forma inmediata. Para los que no conocen mucho de este tema les digo -con absoluta objetividad- que eso es imposible: las instituciones educativas oficiales  funcionan todo el día, sí, pero en dobles jornadas que equivale a tener dos colegios en una sola instalación física, uno en la mañana y otro en la tarde. Entonces,  ¿Cómo  lo va  a hacer? Además, se necesitan docentes que no tiene el sistema educativo. Habría que casi duplicarlos. ¿Pretenderá que los profesores trabajen dos jornadas por el mismo sueldo? A propósito, ¿Qué dice de esto Fecode?
 
También 'Chuzu' aseguró que va a proteger a los campesinos y que les dará créditos y apoyos para la producción. Ese planteamiento es bueno y necesario para el país, pero cuando se piensa con cabeza uribista en reproducir el modelo del ‘Agro-Robo Seguro’, la cosa cambia mucho.
 
Este candidato le critica a Santos  la impunidad que supuestamente estaría propiciando en  los diálogos de paz y la  mermelada que repartió en este último tiempo. Sin embargo, convenientemente olvida las actuaciones de su ‘papá’ Uribe, quien benefició a los conservadores y a su amigo ‘Uribito’, con el ministerio de Agricultura y el proyecto ‘Agro-Robo Seguro’. Hizo lo mismo con Estupefacientes y los lujosos  bienes incautados. ¿Qué más mermelada que la repartida para que aprobaran la reelección? Lástima que la mayoría de estos pupilos están detenidos por la parapolítica.
 
Lo más descarado es acusar a Santos de propiciar la impunidad, cuando uno recuerda la Ley de Alternatividad Penal y cómo fue entendida para el caso de paramilitares. Solo se extraditaron los 'pesos pesados' porque en Colombia era más fácil que hablaran y salpicaran. Los sacaron en un “acto de transparencia” y ya.
 
Para segunda vuelta hay que actuar con cabeza fría. Por desgracia, el espectro de elección no es lo mejor, pero si es necesario pensar en  el bienestar del país, donde cada día se ponen más muertos entre los más pobres, sean soldados o guerrilleros. Son jóvenes que en lugar de estudiar deben portar un arma. ¡Estamos acabando con el futuro!
 
También debemos recordar otras bellezas, como al impertérrito y caballeroso Sabas Pretelt, quien fue destituido e inhabilitado por 12 años por el procurador amigo del uribismo. Pregunto: ¿Cómo sería la contundencia de las pruebas que no encontraron ni una sola ranura por la cual filtrarse y Ordoñez tuvo que sancionarlo? No hay que olvidar que este mismo exministro fue el que contactó a los de la ‘Yidispolítica’ (léase repartición de notarías).
 
Otra estrella del uribismo, es el tierno Restrepo  -curiosamente escribió un  famoso texto que se llamo El Derecho a la Ternura- quien estuvo al frente de la desmovilización de un frente, falso por supuesto, aquí en el Tolima. Hoy está prófugo porque lo pillaron.
 
¡Ah! La campaña  de Zuluaga  es tan sana, que  tuvo hasta un ‘director  espiritual’ que renunció para poder desmentir las chuzadas, de las cuales él es uno de los autores intelectuales.
 
Por eso y más, el próximo 15 de junio hay que votar, tragarse unos cuantos sapos y darle una oportunidad a la paz. Por imperfecta que sea es mejor que cualquier guerra entre hermanos colombianos.
 
Docente universitaria.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker