Pasar al contenido principal

¿Ministro de Vivienda estaría premiando al exdirector de Cortolima con un cargo, luego de aprobarle una licencia ambiental a la familia de su esposa?

El ministro Malagón respondió diciendo que no ha intervenido para favorecer la empresa de su suegro y su esposa. Esta es la historia.
Poder
Autor: Unidad Investigativa
Autor:
Unidad Investigativa

Una delicada denuncia sobre el presunto pago de favores políticos involucra al ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, y al exdirector de la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) Jorge Enrique Cardoso.

Ambientalistas del departamento revelaron a EL OLFATO que el ministro Malagón habría ordenado la contratación de Cardoso en una entidad adscrita a su cartera como “retribución” por haber aprobado la polémica licencia ambiental de la Central Hidroeléctrica Hidrototare, localizada en jurisdicción de los municipios de Anzoátegui, Venadillo y Santa Isabel, en el norte del Tolima.  

Según los denunciantes, este proyecto, aprobado por Cortolima el 24 de octubre de 2019, es propiedad de Daniel Iván Benítez Mallarino, suegro del Ministro de Vivienda. Además, la esposa del funcionario, Nataly Benítez, también está vinculada a la empresa Hidrogeneradora Pijao S.A.S., responsable del proyecto Hidrototare. (Ver proyecto)

Esta redacción se comunicó con las oficinas de la empresa en Bogotá y pudo confirmar que la señora Benítez se desempeña como Gerente de Desarrollo de Negocios en dicha compañía. En su cuenta de Twitter, se presenta como “DUQUISTA AL 100 %” y en la red social LinkedIn dice que es Ingeniera Civil de la Universidad de los Andes y que tiene más de 12 años de experiencia en proyectos como el montaje de hidroeléctricas.

Ahora, nueve meses después de la expedición de la licencia, el exdirector de Cortolima se prepara para vincularse a la oficina jurídica de la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA), una entidad adscrita al Ministerio de Vivienda.

Para Diego Alejandro Zuluaga, consultor y vicepresidente del Consejo de la Cuenca del Totare, el nombramiento del exdirector de Cortolima no los toma por sorpresa.

“Nosotros siempre nos cuestionamos la defensa irrestricta de Cardoso a este proyecto (…) Sabemos los intereses que existen allí y los actores implicados: en este caso la familia de la esposa del ministro de Vivienda, Jonathan Malagón”, expresó.

No obstante, anotó que será muy difícil probar si en este caso se trató de una transacción o un pago de favores políticos. “Es muy difícil demostrar allí esa relación entre el Ministro y Cardoso, o si fue un premio a su postura frente al tema de Hidrototare”, advirtió Zuluaga.

Responden Cardoso y el Ministro de Vivienda

El exdirector de Cortolima aseguró que se trata de una “suspicacia temeraria”, porque desde hace cuatro meses adelanta un proceso de preselección para ocupar dicho cargo.

El ministro (Jonathan Malagón) no tiene absolutamente nada que ver en tanto yo había ocupado ese cargo años atrás. Recordar que la CRA es un ente autónomo que selecciona el personal en forma independiente. Es una manifestación perversa que pretende impedir mi desarrollo profesional en el sector que, en forma idónea, me desempeño con más de 20 años de ejercicio en administración de derechos colectivos. Recordar que en 2004 estuve en esa misma entidad”, manifestó Cardoso.

Finalmente, el Ministro contestó un cuestionario enviado por EL OLFATO con una sola respuesta: “No, nunca he hablado con ningún funcionario tema alguno del sector energético, mucho menos aquellos en los que está involucrada la compañía de la que mi esposa es socia”.

© 2020 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker