Pasar al contenido principal

Zarigüeya que quedó ciega por un golpe en la cabeza ayudó a alimentar a crías del CAV

Debido al estado del mamífero, los veterinarios optaron por aplicarle la eutanasia.
Medioambiente
Autor: Ruddy Díaz
Autor:
Ruddy Díaz
Zarigüeya que quedó ciega por un golpe en la cabeza ayudó a alimentar a crías del CAV

Una nueva historia de maltrato animal llegó al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre (CAV) de la Corporación Autónoma del Tolima, Cortolima.

En esta ocasión, se trató de una zarigüeya que entró al CAV con un contundente golpe en la cabeza que le ocasionó sangrado por la nariz y la pérdida de la visión.

Lizeth Oyala Gaitán, veterinaria del centro de atención de Cortolima indicó que el animal también tenía mastitis, que fue generada por la acumulación de leche.

“Ella tenía crías  y las botó, porque eso pasa mucho, ellas se pierden cuando sus mamás están enfermas, lo que ocasionó que guardara la leche y le diera dicha enfermedad”, explicó Gaitán.

El mismo día, ingresaron al CAV cinco crías que fueron puestas a la zarigüeya para que ella eliminara la sustancia que tenía y las ayudara con su alimentación.

“No todas las zarigüeyas aceptan a crías ajenas, pero esta resultó ser muy buena mamá, sacó adelante esas cinco zarigüeyas y lograron liberarse”, contó la veterinaria.

Luego, intentaron ponerle otros neonatos, pero “ella había perdido su nivel hormonal para producir leche”, puntualizó.

“La tuvimos un tiempo para tratar de estimularla y no fue posible. En el estado en que ella se encontraba, al estar ciega no era viable liberarla”, acotó Oyala.

Por lo tanto, al no poder sobrevivir en su hábitat natural la zarigüeya recibió la eutanasia.  

“El destino final de eutanasia se decide cuando el animal ya nos aportó su beneficio que era sacar adelante estos huérfanos”, precisó.

La veterinaria recordó que estos animales hacen parte de los mamíferos marsupiales y no son ratas.

“Las atacan mucho porque ingresan a las producciones de pollo y van a consumir estos animales, por eso la gente también los lastima”, explicó.

Además, estos mamíferos son utilizados para el consumo humano. “Ellas tienen unas glándulas que les dan ese olor a feo por eso les dice chuchas, pero la gente puede extirparlas y consumirlas.”, enfatizó.

Oyala concluyó diciendo que las zarigüeyas son discriminadas y maltratas, por eso siempre reciben casos de animales con el cráneo fracturado lo que siempre les produce la muerte.

¡Seamos buenos vecinos !

Cortolima adelanta esta campaña que busca cuidar y protejer a las zarigüeyas, ya que ellas ayudan a dispersar las semillas y a controlar las plagas. ¡Seamos buenos vecinos y cuidemos estos individuos!

Temas relacionados 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker