Pasar al contenido principal

Usted está aquí

La Procuraduría dejó en firme suspensión del exsecretario General de Purificación

Julio César Castro Zabala ejerció su actividad como abogado dentro de un proceso judicial, pese a desempeñar funciones en un cargo público.
Región
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

La Procuraduría Regional confirmó la suspensión por nueve meses del exsecretario General y de Gobierno de Purificación Julio César Castro Zabala, por actuar estando incurso en causal de incompatibilidad.

El ente de control demostró que entre el 16 de julio de 2018 y el 11 de enero de 2019, luego de posesionarse en el cargo, el funcionario intervino como apoderado judicial dentro de un proceso de impugnación, que adelantaba el Juzgado 43 Civil del Circuito de Bogotá contra el Edificio Cumbre, propiedad horizontal.

Con esta actuación Castro Zabala incumplió el artículo 22 de la Ley 734 de 2002, que señala que “el sujeto disciplinable, para salvaguardar la moralidad pública, transparencia, objetividad, legalidad, (…) que debe observar el desempeño de su empleo, cargo o función (…) cumplirá los deberes, respetará las prohibiciones y estará sometido al régimen de inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y conflicto de intereses, establecidos en la constitución política y las leyes”.

La Procuraduría calificó la falta como grave a título de culpa grave, por considerar que su profesión de abogado lo facultaba para conocer que como servidor público no podía ejercer como litigante.