Pasar al contenido principal

Usted está aquí

La OMS declara al coronavirus como una emergencia internacional sanitaria

Ante la imparable expansión del coronavirus de Wuhan (China) la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió declarar este jueves la emergencia sanitaria internacional, teniendo en cuenta que a la fecha ya se reportan 170 muertos y casi 8.000 infectados.
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Foto: Tomada de Internet

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este jueves la emergencia internacional a raíz de la imparable expansión del coronavirus de Wuhan (China) que hasta la fecha ya cobra la vida de 170 personas.

“Debemos actuar todos juntos ahora para limitar la difusión del coronavirus…No declaramos la emergencia global por la situación China, sino por su expansión a otros países. Tememos que el virus se extienda a países con sistemas sanitarios más pobres", confesó Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS.

Y es que más allá de las lamentables muertes de 170 personas, hay un registro de más de 8.000 infectados en 15 países, cifra con altas posibilidades de seguir extendiéndose, debido a la imparable expansión de este virus.

De hecho, esta declaración solo había pasado en cinco ocasiones en la historia por la gripe de H1N1 (2009), la del polio (2014), el zika (2016) y el ébola (2014 y 2019).

Esta declaración llega un mes después de la primera alerta por esta nueva enfermedad y supone intensificar las medidas preventivas a nivel global, así como la coordinación sanitaria para homogenizar los procedimientos de cuarentena y tratamiento.  

Aunque hace una semana el comité de la organización consideró que era demasiado pronto para declarar alerta global, dado que el epicentro de la epidemia se mantenía en la ciudad central de Wuhan, dado los brotes que se han presentado en Alemania, Japón, Vietnam, Taiwán y Estado Unidos, decidieron cambiar de criterio y emitir la alerta.

Finalmente, para hacer esta declaración se tuvieron en cuenta tres aspectos: que se trate de un evento extraordinario, que constituya un riesgo de rápida expansión en otros países y que requiera una respuesta coordinada internacional.