Pasar al contenido principal

La ibaguereña que creó resistencia al fuego por medio del arte

“El cuerpo experimental es un ritual donde exploro la catarsis, la ira y el dolor físico y existencial por medio de la tierra y el agua, luego llega al cuerpo la caricia de una madre con el lodo frío que trae paz y lo seco con el calor del fuego resiliente”, Alejandra Carvajal, maestra en Artes Plásticas y Visuales.
Historias
Autor: Valentina Castellanos Jater
Autor:
Valentina Castellanos Jater
Foto: EL OLFATO

El cuerpo es nuestra conexión física con la tierra por donde viajan las emociones y se entrelazan como en una danza, haciéndonos sentir cada parte de nosotros. Es un espacio en el que podemos elegir seguir sufriendo o transformar el dolor en arte.

María Alejandra Carvajal es un ejemplo de ello. Nació el 13 de julio de 1992 en Ibagué. Creció con mucho dolor e ira por cosas que sucedían en su vida y a las cuales no les hallaba respuesta.

Hasta que, después de pasar por carreras profesionales como la Arquitectura y el Canto Lírico, las cuales no finalizó, encontró su pasión en las Artes Plásticas y Visuales.

A partir de allí, comenzó a mirarse por dentro (introspección), y a analizar su sentir frente a la vida. Y entendió que su arte se encontraba en el cuerpo y por ello, empezó a explorar el performance en el que indagaba la acción del cuerpo y la manifestación e intervención energética en el espacio.

En el año 2013, estando en Artes Plásticas comenzó su investigación acerca del cuerpo experimental.

El cuerpo experimental es un ritual donde exploro la catarsis, la ira y el dolor físico y existencial por medio de la tierra y el agua, luego llega al cuerpo la caricia de una madre con el lodo frío que trae paz y lo seco con el calor del fuego resiliente”, dijo Carvajal.

Luego de esta exploración del cuerpo experimental nació la danza experimental en la que se aventuró sola durante un año. Al mismo tiempo, en sus clases de yoga y acro-yoga, conversó con otras mujeres sobre el empoderamiento y liberación del cuerpo en su estado natural con la tierra.

En el 2015, junto con estas dos artistas ibaguereñas, Insecta Salvaje y Killa Puna, nació la compañía de Xhia Danza y Cuerpo Experimental, donde buscan el empoderamiento femenino por medio de la tierra y la identidad territorial. Se han presentado en importantes lugares de la ciudad como en el Conservatorio del Tolima durante los cinco años de trayectoria y exploración de este arte.

Este grupo es el principal exponente de la danza Experimental que explora la energía del cuerpo y el territorio en el Tolima. El nombre Xhia nace de la lengua panche y significa "luz de luna Dulima".


Suministrada

Durante este proceso de descubrimiento y exploración sus padres y hermanos no entendían su sentir y expresar por medio del cuerpo.

“Para ellos fue un choque encontrarse con el desnudo, asi como lo fue ver mi dolor. Pues vemos como el cuerpo aún en estos tiempos sigue siendo dispositivo de censura y estigmatización frente a su naturaleza física y su emocionalidad”, contó.

Luego, lo fueron entendiendo poco a poco y viéndolo como una forma de expresión artística donde se exteriorizan los sentimientos a través de la danza.

En 2019 obtuvo tesis meritoria en su trabajo de investigación llamado “Estados Experimentales en el cuerpo tierra resiliencia”. Con esta, ganó un proyecto que reúne las mejores tesis del país en arte y las presenta en el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá.

En esta investigación buscó introducir el cuerpo a su origen y encontrar los diferentes estados de ira en los cuales se viviera el dolor, no solo en la mente y el cuerpo, sino también en la existencia. 

“El dolor es una salida, el dolor es arte, el dolor es un mensaje. He aprendido a entender y controlar el dolor y exploro el fuego. Incluso, he puesto fuego en mis partes íntimas para sanar y no he salido lastimada”, contó.  

Suministrada
Suministrada

Los elementales y creencias

El aire, el agua, la tierra y el fuego son muy importantes para esta artista, porque son la materia prima de la vida y la existencia. Asimismo, son comunicadores y tienen poder.

“Hay personas que utilizan el fuego para cosas malas, pero ellos son neutrales y tienen un poder que va enfocado con tu espíritu. Tú puedes pararte en frente de una vela y pedir cosas malas y buenas, y pueden pasar porque el fuego es poderoso”, señaló.  

Así pues, es una persona muy creyente, pero su Dios no está arriba, sino a su alrededor. Y por medio de los elementos puede conocerse a si misma y a sus ancestros.


Suministrada

Actualmente es maestra de artes plásticas y visuales de la Universidad del Tolima. Artista performance y bailarina de danza experimental. Maestra de cuerpo y artes escénicas. Instructora de yoga y acro-yoga. Directora y creadora de la compañía Xhia Danza y Cuerpo Experimiental. Socia fundadora de la fundación Eculturarte Memoria Futuro.

Y, finalmente, se encuentra trabajando en el Festival Cuerpo Vibrátil, en donde el próximo 30 de octubre se hará un estreno inédito de la obra llamada ‘Telúrica’.

En ella, se mostrará la conexión de sus cuerpos con la pintura ancestral, la pintura corporal y los movimientos de la danza experimental.

© 2020 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker