Pasar al contenido principal

"Si se cometieron errores no es para criminalizarnos de esa manera": exgobernador Fernando Osorio

El exmandatario dijo ante la Corte Suprema haberle dolido servir al Tolima, pues en el ocaso de su vida se le pretende condenar por delitos que según él no cometió.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
"Si se cometieron errores no es para criminalizarnos de esa manera": exgobernador Fernando Osorio

El exgobernador del Tolima Fernando Osorio Cuenca, quien está siendo juzgado en la Corte Suprema de Justicia, hizo una crítica al proceso que se le sigue por la firma del convenio 336 de 2007 con la Corporación Andrés Bello (Secab).

El exmandatario, quien es acusado de la comisión de delitos de peculado agravado en favor de terceros y contrato sin cumplimiento de requisitos legales, dijo en breve intervención en la audiencia de alegatos de conclusión, sentir dolor al haberle servido al Tolima. (Ver: Así fue la imputación de cargos en contra del gobernador Barreto y el exgobernador Osorio)

Me queda un sinsabor en la prontitud de hacer justicia sobre un hecho que estaba guardado hace ocho o nueve años, pero esa es la realidad de nuestro aparato de investigación, rápido para unas cosas, lento para otras. Siento dolor de haberle servido al departamento del Tolima", dijo Osorio.  

La Fiscalía le reprocha al exmandatario el haber suscrito ilegalmente este convenio cuyo objeto era la compra de mobiliario escolar, capacitación de docentes y el suministro de elementos para las pruebas Saber.

“Osorio Cuenca sabía que no era posible suscribir un convenio de cooperación de asistencia técnica como el 336 y el adicional uno para ejecutar dineros públicos. Conocía que la Secab, en tanto organismo multilateral de asistencia técnica, no era proveedor de equipos de cómputo, mobiliario escolar, de cartillas o textos escolares de común y corriente consecución en el mercado, pese a esto quiso celebrar el acto jurídico. Esto es, actuó con dolo”, dijo el fiscal Jorge Hernán Díaz Soto.

La defensa del exgobernador intenta demostrar que no actuó con dolo, pues varias entidades como el Sena y la Fiscalía suscribieron contratos con la Secab y anteriores al convenio 336 de 2007.

“Hombre, si se cometieron errores no era para criminalizarnos de esa manera. Yo me siento chiquito cuando el señor Fiscal me condena, si fuera el delito tan grande. Yo conozco muchos colombianos que tienen 'N' de imputaciones y andan tranquilos. Pero la justicia es así y la enfrento con energía, con carácter”, reprochó el exgobernador.

Osorio Cuenca fungió como gobernador del Tolima en el periodo (2006-2008). Fue electo en unas elecciones atípicas cuando el Consejo de Estado anuló la elección Jorge García Orjuela, tras considerar que estaba inhabilitado.

El exmandatario, de 74 años, fue capturado en 2017 y dejado en libertad al año siguiente por vencimiento de términos.

“Tengo que defenderme: un viejo de 75 años que no cometió delito, que no cometió dolo, lo están arrimando a una pena de 200 meses, pues prácticamente me ponen la lápida porque un viejo enfermo: sufro del corazón, sufro de la tensión, me acaban de diagnosticar una isquemia cerebral severa, de manera que, si la voluntad del señor fiscal es que yo muera guardado, pues lo acataré, pero no es tanto la voluntad del Fiscal sino la de Dios”, concluyó Osorio.

La intervención del exgobernador se dio este miércoles en la audiencia de alegatos de conclusión que culminó este jueves y sin que interviniera el exgobernador Óscar Barreto, quien se encuentra vinculado al proceso. (Ver:Procuraduría pide a la Corte Suprema que Barreto sea absuelto de un delito)

La sala penal de la Corte Suprema fijará en los próximos días la fecha para la audiencia de anuncio del sentido de fallo contra los exgobernadores.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker