Pasar al contenido principal

Alcalde y exalcalde del municipio de Valle de San Juan fueron condenados por corrupción electoral

Los políticos se aliaron en las pasadas elecciones regionales para regalar materiales de construcción, tanques de agua y dinero en efectivo, a cambio de votos.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia
Foto: EL OLFATO

Ante el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Ibagué, el alcalde electo de Valle de San Juan, Daniel Ricardo García Castillo, y el exalcalde de ese municipio, Héctor Orlando Padilla Barragán, fueron condenados tras ser hallados culpables de los delitos de concierto para delinquir agravado y corrupción al sufragante. (VER: Este jueves se leerá el fallo condenatorio contra el Alcalde de Valle de San Juan)

Durante la audiencia adelantada este jueves 28 de mayo, en la que se dio lectura al fallo condenatorio, García tendrá que pagar cuatro años y siete meses de cárcel, mientras que Padilla purgará cinco años y cinco meses de prisión. De acuerdo con el juez del caso, ambos cumplirán su pena en prisión domiciliaria. (VER: Alcalde de Valle de San Juan y exalcalde de ese municipio aceptaron delitos de corrupción)

Asimismo, los políticos quedaron inhabilitados para ejercer cargos públicos durante el tiempo de su condena y deberán pagar una sanción económica de más de $146 millones. (VER: Fiscalía presentó escrito de acusación en contra de los alcaldes entrante y saliente de Valle de San Juan por corrupción electoral)

Las peticiones de trabajo que fueron rechazadas

En medio de la diligencia judicial, que se adelantó de manera virtual, llamó la atención el permiso de trabajo que solicitaron ambos condenados y que fue rechazado por el juez del caso.  

Inicialmente, Padilla Barragán aseguró que quería laborar manejando taxi en su localidad todos los días. Sin embargo, la Fiscalía investigó y pudo constatar que el vehículo era propiedad de su hermana y que adicionalmente ya tenía un conductor asignado desde hace cinco años.

En ese sentido, el ente acusador manifestó que era una estrategia para tener acceso a la calle y argumentó que no era posible brindarle esa clase de beneficios a una persona que acababa de ser condenada por delitos tan graves.

Por su parte, García Castillo pidió que lo dejaran trabajar en la constructora Construcciones y Urbanizaciones CYU.

No obstante, la Fiscalía también objetó la solicitud porque detectó que dicha organización es propiedad de Gabriel Peñalosa, primo del desaparecido exsenador tolimense Luis Humberto Gómez Gallo, quien fue jefe político de esta organización a la que pertenece García, actualmente liderada por el representante a la Cámara, José Elver Hernández. 

El motivo de la condena

Los investigadores adscritos a la Unidad de Administración Pública de la Fiscalía Seccional Tolima lograron comprobar que los inculpados se pusieron de acuerdo para conseguir votos a toda costa a favor de García Castillo.

Para ello, regalaron todo tipo de materiales de construcción, tanques de agua, dinero en efectivo, además de prometer mejorar la calidad de vida a los pobladores de zonas vulnerables, con adecuaciones de carreteras y vías de acceso en ciertas veredas y barrios.

Durante la investigación, se comprobó que usaron volquetas y vehículos oficiales de la Administración Municipal en cabeza de Padilla Barragán, para el traslado de dichos materiales.

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker