Pasar al contenido principal

Juan Gabriel Triana denunciaría por injuria y calumnia al director de Cortolima

El exfuncionario dijo que si el director de Cortolima tiene alguna evidencia de un acto indebido en el manejo del POT debe presentar las denuncias a la Procuraduría y la Fiscalía, de lo contrario él lo demandará por injuria y calumnia.
Investigación
Autor: elolfato.com
Autor:
elolfato.com
Foto: EL OLFATO

Aumenta la temperatura entre el director Cortolima, Jorge Enrique Cardoso, y el exsecretario de Planeación de Ibagué, Juan Gabriel Triana, por los presuntos ‘micos’ que le colgó la Alcaldía al Plan de ordenamiento Territorial (POT) para permitir la construcción de viviendas campestres en zonas protegidas. (Ver Cortolima denuncia 'micos' en el POT)

Cardoso, durante las últimas dos semanas, ha afirmado que en la administración local hubo “un lapicerito travieso” que modificó los puntos concertados en septiembre de 2014, entre Cortolima y la secretaría de Planeación. (Vea los alcances del 'lapicerito travieso' en el POT)

Pues el exfuncionario se le acabó la paciencia y, en una entrevista concedida a ELOLFATO.COM, anunció que demandaría al director de Cortolima, Jorge Enrique Cardoso, por los presuntos delitos de injuria y calumnia.

Triana aseguró que la Alcaldía de Ibagué no hizo modificaciones sino “precisiones” a algunos artículos que tenían inconsistencias o que se repetían en la concertación lograda con Cortolima, pero que no existe ninguna irregularidad.

Por esa razón, dijo que si el director de Cortolima tiene alguna evidencia de un acto indebido debe presentar las denuncias a la Procuraduría y la Fiscalía, de lo contrario él lo demandará por injuria y calumnia.

“Se ha querido generar un manto de duda frente a mis actuaciones como funcionario e insisto: yo espero que esos señalamientos se tramiten a través de los controles administrativos y judiciales a los que haya lugar”, afirmó.

“Aquí se respetaron los criterios ambientales”

El exsecretario de Planeación aseguró que desde la etapa de concertación con Cortolima se definió  que la parcelación (viviendas campestres) era compatible en zonas de protección ambiental, y que así quedó consignado en el proyecto de acuerdo que radicó en el Concejo de Ibagué el año pasado.

Sobre las áreas de protección, que pasó de 500 a 300 metros, explicó que esas “precisiones” surgieron de la participación de los 77 ibaguereños que participaron en el cabildo abierto organizado por el Concejo.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker