Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Instalan cámara oculta para sancionar a conductores por exceso de velocidad en la vía Bogotá – Ibagué

El radar móvil está siendo instalado en zona rural del municipio de Granada, cerca al establecimiento La Vaca que Ríe.
Nación
Autor: Redacción Nación
Autor:
Redacción Nación
Foto: Suministradas

Diariamente centenares de tolimenses van y vienen entre Ibagué y Bogotá para atender asuntos laborales, académicos, de negocios o familiares. Muchos de ellos lo hacen en sus autos particulares y otros más en vehículos de transporte público.

En esta transitada y deteriorada autopista se encuentra una cámara de detección de infracciones de tránsito, más conocidas como fotomultas, a la altura del municipio de Granada, metros antes de llegar al típico establecimiento La Vaca que Ríe.

Varios usuarios de este corredor vial expresaron su malestar por la manera “oculta e indebida” como estaría operando esta herramienta de regulación.

Según se puede observar en las fotografías sumistradas a EL OLFATO, la cámara fue instalada en una zona en la que no habría demarcación de advertencia de la presencia de este sistema electrónico, como lo exige el Ministerio de Transporte, y se ubicó estratégicamente frente al acceso de una finca, cerca a la vegetación, para sorprender fácilmente a los conductores.

“Es más: el carro en el que portan los equipos lo camuflaron también para facilitar el ocultamiento del radar. Y lo ubican ahí, precisamente, porque como hay una pendiente, los carros bajan a alta velocidad. Eso es un verdadero negocio”, dijo uno de los usuarios de la vía, quien pidió no ser identificado.

Precisamente, por esa manera clandestina y móvil como se implementó el radar, ni siquiera aparece reportado en la red social Waze, añadió la fuente.

El Sistema Integrado de Información sobre Multas y Sanciones por infracciones de tránsito (Simit), reveló que en el primer semestre de este año se impusieron 381.245 infracciones a través de las fotomultas autorizadas en el país, y que el 28 % de las sanciones se aplicaron por exceso de velocidad.