Pasar al contenido principal

‘Transformer’: el ingenioso producto de un venezolano enamorado de Ibagué

Conozca la historia de cómo este producto se convirtió en la pasión y felicidad de un hombre que vive para trabajar, y trabaja para vivir.
Ibagué
Autor: Valentina Castellanos Jater
Autor:
Valentina Castellanos Jater
Foto: Suministrada

-Antes de salir el sol, muy a las 6:00 de la mañana, con mucho amor me levanto para arreglar la madera: la lijo, la pinto y le echo laca. Luego, a las 8:00, salgo a recorrer Ibagué para comercializarla; y hasta que no venda todo, no me devuelvo  pa’ la casa.

Ese es el día a día de Nelson José Raga, un hombre de 56 años oriundo de Yaracuy (Venezuela), quien dedica su vida a trabajar la madera con mucho ingenio y dedicación.

Pero como todo tiene un antes y un después, primero les voy a contar la historia de Raga hasta el momento en el que se conoció frente a frente con su pasión: fabricar ‘Transformers’.

“Yo me vine hace tres años para Colombia aventurándome a conocer nuevas partes porque mi hija estaba aquí”, contó.

Una vez en tierras colombianas, empezó a trabajar como mecánico porque, según él, era lo único que sabía hacer, ya que había laborado en esto antes. Sin embargo, aún le faltaba explorar ese talento que tenía pero que aún estaba oculto: el del arte de trabajar la madera.

“Cuando llegó la pandemia me tuve que buscar la vida como fuera. Empecé a trabajar con mi padre y él me enseñó muchas cosas. Luego vi una mesita/banco y eso me impactó, entonces comencé a mirar cómo se podía hacer y producir en cantidades”, narró.

Y fue en ese momento cuando con segueta y martillo en mano, se dio a la tarea de elaborar sus ‘Transformers’.

Y sé que aún se preguntan cómo funcionan estos productos, “pues les cuento que se trata de una mesa que se convierte en silla y escritorio a la vez, por eso le puse el nombre de ‘Transformer’”.

Empezó vendiendo de una en una, y con el dinero que ganaba compraba más herramientas para completar el equipo que lo acompañaría en su vida como artesano.

“Y me enamoré de la emoción de la gente cuando ve que la mesa se abre y admiran el ingenio y el amor que usa uno para fabricarlas”, dijo con entusiasmo, y luego suspiró.

Así pues, como un vendedor que no se olvida de lo que significa ser cliente, ofrece a sus compradores dos métodos de pago: de contado y a crédito.

Y sí, a mi también me causó curiosidad cuando nombró este segundo método, porque no es muy habitual que un vendedor como Raga ofrezca esta opción de pago.

“Y lo hago porque las cosas están muy complicadas, y entiendo a las personas cuando me dicen que no tienen dinero. Por eso me pueden pagar de una vez, cada semana o cada mes”, indicó.

Asimismo, ofrece garantía de un año y da a conocer la madera con la que trabaja para que sus clientes sientan la seguridad de que el producto que compran es de calidad.

Cada ‘Transformer’ tiene un precio de $200.000 de contado, y $250.000 si se saca a crédito.

Como toda artesanía tiene su proceso de fabricación, en este caso primero corta la madera con las medidas exactas, con el fin de hacer encajar cada parte a la perfección, y luego se dispone a armarlas.

“En un día puedo cortar alrededor de ocho a diez mesas, y tardo otro día más armándolas. Diariamente, vendo de a una o dos mesitas”, puntualizó.

También, fabrica otro tipo de productos como: estantes por niveles, fruteros y hueveras. Y de ahí, produce el dinero para vivir.

“Aquí en Ibagué me ha ido muy bien, la gente es muy tratable y amable. Yo vendo puerta a puerta, y cuando me ven cargando las cosas en el brazo me ofrecen un vaso de agua o un tinto”, dijo.

“Esto significa para mí algo hermoso porque estoy sacando un producto que a la gente le gusta, y yo lo hago con mucho cariño”, concluyó.

Aunque quisiera seguirles contando más acerca de este ingenioso trabajador, no me alcanzaría solo una historia.

Por ello, si quiere conocer más información o desea apoyar a este artesano puede comunicarse al 314 453 4097.  

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker