Pasar al contenido principal

Es un error hablar de universidades públicas o privadas, la educación superior es una sola: rector Unibagué

Una de las principales dificultades que enfrentan las instituciones privadas de educación superior, es la inequidad de beneficios económicos por parte del Gobierno, en comparación con las universidades públicas.
Ibagué
Autor: Valentina Castellanos Jater
Autor:
Valentina Castellanos Jater
Foto: La Silla Vacía

El rector de la Universidad de Ibagué, Alfonso Reyes, habló sobre la inequidad que hay en el país por el poco apoyo del Gobierno Nacional hacia la educación en instituciones privadas, con ocasión a la pandemia del COVID-19. 

De acuerdo con el directivo, más de la mitad de los alumnos de educación superior en Colombia está en universidades privadas, por lo que no reciben los mismos beneficios de quienes pertenecen a las públicas. 

EL OLFATO: ¿Han hablado con la Gobernación o la Alcaldía para ver si existe alguna posibilidad de apoyo económico para apoyo de estudiantes de universidades privadas? 

Alfonso Reyes: No pueden hacerlo porque son recursos públicos y no pueden destinarlos a entidades privadas, por lo menos directamente de la Gobernación.

Sin embargo, hay un problema de inequidad a nivel nacional porque la forma en que el Gobierno Nacional está apoyando a la educación superior, está generando inequidades que hay que tener cuidado, ya que los recursos están siendo destinados a apoyar universidades públicas, que está bien, pero un poco más de la mitad de los estudiantes de educación superior del país está en universidades privadas, no en las públicas. 

Un buen número de estas universidades privadas, sobre todo en las regionales como la de Ibagué, están centradas en estudiantes de estratos uno, dos y tres, o sea, los mismos que van a las universidades públicas, pero nosotros no recibimos recursos del Gobierno, y esto genera una inequidad. 

Parte de lo que está generando la pandemia, es que no hay distinción al momento de estar necesitado de recursos, hay personas de estrato cuatro y cinco que están muy mal económicamente por efectos de la pandemia. 

Por eso, es un error hablar de universidades públicas o privadas, la educación superior es una sola y no hay que hacer una distinción entre ambas. 

E.O: ¿Qué le preocupa en este semestre que viene?

A.R: Lo que más me preocupa es esta inequidad, porque la pandemia está haciendo cada vez más evidentes las brechas de diferencia entre las personas.

Por ejemplo, hoy en día nos movemos a través de la virtualidad, y eso quiere decir que una persona que no tenga acceso a un computador y a internet está por fuera de practicamente cualquier tipo de transacción. 

E.O: ¿Qué han pensado del regreso a clases presenciales?

A.R: Cuando me pongo a pensar en el número de personas que están falleciendo, sobre todo en el Tolima, la tristeza ya no es por un campo desolado, sino por estas muertes. 

Entonces, mientras que exista un riesgo de que estas muertes ocurran no vamos a tomarlo, para que la universidad al regreso presencial pueda ser un posible vector de contagio.

Por esa razón, la Universidad de Ibagué en este semestre será completamente virtual todavía, en el segundo semestre no sabemos que va a pasar. 

E.O: ¿Van a haber procesos académicos presenciales?

A.R: Por supuesto, para todas aquellas actividades que requieran laboratorios y etcétera, se hará en el campus como en el semestre pasado con el fin de que el aprendizaje sea adecuado.

Estas son pocas actividades comparadas con la totalidad de las clases, y al ser tan poquitas es más fácil manejarlas. 

E.O: Los gremios, profesores, estudiantes y administrativos dicen que desde su llegada siempre ha sido un hombre visionario, y por eso en su primera etapa logró que la Universidad tuviera convenios. En esta nueva fase suya en la rectoría ¿qué ideas trae? 

A.R: Yo vivo en el optimismo moderado, pero siempre optimista, y siento que transmitir esto es fundamental en época de crisis como la que estamos viviendo hoy en día. 

Pero tal vez lo más importante a mi juicio, es que los jóvenes tienen que empezar a desarrollar habilidades que les permitan generar ingresos incluso antes de terminar su carrera profesional, y eso creo que es algo muy importante, sobre todo para estratos uno, dos y tres. 

Las universidades tienen que repensarse fundamentalmente, y hacerse cargo de que las personas que terminan entran al mercado laboral, es decir, tiene que haber una conexión mucho más directa entre la universidad y el mundo productivo. 

Ese para mí es el reto más importante y es hacía lo que nos estamos moviendo.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker