Pasar al contenido principal

El lío que enfrenta Ibagué para conseguir los terrenos en donde se puedan sepultar a las víctimas mortales del COVID-19

La Gestora Urbana no ha podido adelantar el trámite porque la oficina de instrumentos públicos de Ibagué está cerrada.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: Tomada de Internet

Ibagué enfrenta un nuevo lío por cuenta de la pandemia del COVID-19. En esta oportunidad, se trata de la obtención de unos terrenos que se puedan adecuar como fosas comunes para sepultar a las víctimas mortales que cobre el virus en la capital tolimense. (VER: Vecinos del cementerio San Bonifacio de Ibagué están preocupados con la apertura de varias fosas)

El problema gira en torno a que el municipio no ha podido definir qué lotes se van a destinar para tal fin, debido a que la oficina de instrumentos públicos está cerrada desde hace varios días por problemas de salubridad en sus instalaciones y la presencia de roedores que les ha impedido a sus empleados retomar actividades.

“La oficina está abandonada, hay un sótano lleno de cajas que se ha convertido en un basurero y en un nido de ratas que llegan hasta nuestras oficinas. No tenemos elementos de protección ni protocolos de bioseguridad. Hasta que no solucionen esto es muy difícil que retomemos actividades”, manifestó Rafael Ortiz, directivo del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Fe Pública (SintraFep).

Por esta razón, el gerente de la Gestora Urbana, Juan Felipe Arbeláez, explicó que no han podido adelantar dicho trámite que fue solicitado por la Procuraduría General a todas las alcaldías del país en medio de la emergencia sanitaria.  

“Estamos esperando a que abran la oficina para concretar la extensión de los terrenos y demás. No sabemos cuándo la van a abrir, tenemos entendido que los empleados no han ido a trabajar por un problema con roedores”, afirmó Arbeláez.

Aunque el proceso está estancado, Arbeláez le anticipó a EL OLFATO que se encuentran revisando dos lotes ubicados en los cementerios San Bonifacio y el de Picaleña. (VER: Fosas que se abrieron en cementerio de Ibagué no son para sepultar víctimas de COVID-19: Secretaria de Salud)

“Seguimos pendientes para determinar si estos lotes se pueden utilizar y qué área se va a disponer, porque uno de los terrenos es propiedad de la Arquidiócesis de Ibagué y el otro si es de la Gestora Urbana”, explicó el funcionario.

Finalmente, Arbeláez reveló que la Secretaría de Salud le solicitó un terreno que tenga una extensión de aproximadamente 2.000 metros cuadrados para dicho fin.

De momento se desconoce la apertura de la oficina de instrumentos públicos de Ibagué. Inicialmente, la reactivación de labores estaba pactada para el pasado 4 de mayo, sin embargo, el sindicato de empleados advirtió a la Superintendencia de Notariado y Registro que si no solucionaban el problema, no retomarían.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker