Pasar al contenido principal

Contratista ganador de la interventoría del Estadio Murillo Toro tuvo líos con la Contraloría de Ibagué

Otro hecho llamativo es que los integrantes del consorcio ganador son excontrartistas del Ibal, entidad en la que laboraron el alcalde Hurtado y el secretario de Infraestructura, Juan Carlos Núñez.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

La Alcaldía de Ibagué adjudicó el primer contrato para la adecuación del Estadio Manuel Murillo Toro, escenario que sería una de las sedes del Sudamericano Sub20 de fútbol.

El evento está programado para enero del año entrante y la Federación Colombiana de Fútbol ya anunció que Armenia y Pereira tienen asegurada su participación en el certamen, mientras que Manizales e Ibagué aún no tienen el visto bueno de la organización.

No obstante, las administraciones Municipal y Departamental avanzan en los preparativos, pues dan como un hecho la escogencia de Ibagué como subsede del torneo futbolístico.

Precisamente, el alcalde Andrés Hurtado informó a través de su cuenta de Twitter que el ganador del contrato de interventoría de las adecuaciones del Estadio, por $214 millones, fue el Consorcio Estadio Murillo 20. (Ver: acto de adjudicación)

“La propuesta presentada por la firma fue la ganadora del concurso de méritos abierto. Este contrato deberá velar y hacer seguimiento a la ejecución del proyecto, el cual tendrá una duración de 45 días”, informó la Alcaldía de Ibagué.

Lo que no contó el mandatario ni el secretario de Infraestructura Municipal, Juan Carlos Núñez, es que los integrantes del consorcio ganador son dos antiguos excontratistas del Ibal, empresa en la que laboraron los dos funcionarios.

Incluso, uno de los contratistas tuvo líos recientemente con la Contraloría de Ibagué.  

El consorcio Estadio Murillo 20 lo integran dos personas: Diego Fernando Bohórquez Téllez y Luis Francisco España Ramírez, cada uno con el 50 %, de manera directa y a través de sus empresas.

EL OLFATO encontró que España Ramírez enfrentó el año pasado un proceso de responsabilidad fiscal en la Contraloría Municipal, por un contrato ejecutado en el Ibal. El contratista tuvo que reintegrar cerca de $28 millones, con lo cual el proceso se cerró.

“El señor Luis Francisco España Ramírez, responsable fiscal antes mencionado, allegó copia de dos consignaciones por valor de: $12.994.404,19 y $15.666.504,70, quedando a paz y salvo con la entidad”, reportó el ente de control.

Finalmente, la Alcaldía de Ibagué anunció que este jueves será adjudicada la licitación pública para las adecuaciones del Estadio, por un costo superior a los $3.200 millones.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker