Pasar al contenido principal

Gremios económicos solicitan aplazar el Día sin carro y sin moto en Ibagué

La jornada afectaría la reactivación económica y generaría aglomeraciones en el transporte público. Abogados sostienen que el alcalde Hurtado tiene facultades legales para aplazar la medida, debido a la pandemia del COVID-19.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: Alcaldía de Ibagué

Los gremios económicos del Tolima le pidieron al alcalde Andrés Hurtado suspender el Día sin carro y sin moto en Ibagué, programado para este miércoles 16 de septiembre, debido a los efectos negativos que tendría para la economía y para la salud pública.

Jairo Arias, presidente del Comité de Gremios, dijo que si bien es una medida ambientalmente positiva y necesaria, ordenada por un Acuerdo Municipal, la cuyuntura mundial que ha generado la pandemia del COVID-19 es suficiente para reconsiderarla. 

"Me parece que la Administración debe sopesar la conveniencia a realizarse en este tiempo de emergencia social y económica, que ha sido generada por la pandemia. Desde los gremios económicos del Tolima consideramos muy inconveniente esta medida y recomendamos que se aplace hasta tanto la normalidad social y económica se haya consolidado en nuestra ciudad", dijo Arias. 

En el mismo sentido se refirió Germán Charry, presidente de la junta directiva de de Acopi Tolima. "Además de afectar las empresas que están intentando reponerse de la crisis, es delicado incrementar el uso del transporte público justo cuando la ciudad está en un acelerado nivel de contagio del coronavirus". 

A su turno, Alba Lucía García, directora de Fenalco Tolima, dijo que restringir el uso de carros y motocicletas genera un impacto negativo en las ventas, y coincide con Acopi sobre el riesgo que generarían las aglomeraciones en el sistema de transporte público.

Si bien la medida del Día sin carro y sin moto es una orden impuesta desde el Concejo Municipal, el abogado Wilson Leal, experto en Derecho Administrativo, sostiene que la Alcaldía de Ibagué tiene herramientas legales para justificar el aplazamiento de la jornada, teniendo en cuenta la calamidad pública que rige en el país por el COVID-19.

"Si bien es cierto que el Gobierno municipal no está factultado para modificar o derogar Acuerdos Municipales, también es cierto que el alcalde, como autoridad de policía, como responsable de las condiciones de seguridad y salubridad pública, puede adoptar las medidas que estime convenientes para preservar esas condiciones de seguridad y salubridad. Si la Administración hace uso de una adecuada motivación de la suspensión de la medida restrictiva para el día de mañana, por  razones de seguridad y salubridad pública, perfectamente está facultada para adoptar esas medidas”, advirtió Leal.

EL OLFATO pudo establecer que los funcionarios responsables de la actividad se enteraron a última hora de la existencia del Acuerdo Municipal, que ordena realizar el Día sin carro y sin moto el tercer miércoles de septiembre, y no hubo tiempo de estudiar alternativas legales para su aplazamiento.  

El alcalde Andrés Hurtado no ha hecho ningún pronunciamiento hasta el momento. 

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.