Pasar al contenido principal

En Ibagué hay más motos que carros ¿deben tener pico y placa?

Investigación
Autor:
Autor:

Un estudio contratado por la secretaría de Transito y Movilidad de Ibagué recomendó extender el pico y placa en toda la ciudad y que la restricción incluya también a las motocicletas.

En este momento, los taxis, las busetas y los automóviles tienen que dejar de circular ciertos días y en determinadas horas, pero las motocicletas gozan de una especie de ‘privilegio’. (Lea ¿Es hora de cambiar el pico y placa en Ibagué?)

El informe advierte que todos los usuarios de las vías deben contribuir en el mejoramiento de la movilidad en Ibagué, sobre todo en una ciudad donde ya hay más motos que vehículos.

En este momento circulan cerca de 78 mil motocicletas, es decir, un 69% del total de 150 mil vehículos que componen el parque automotor de la ciudad.

Además, para nadie es un secreto que algunos conductores de motocicletas son imprudentes y son responsables de buena parte de los accidentes de tránsito que se registran en Ibagué y otras ciudades del país.

A diario observamos maniobras peligrosas como el transitar de un carril a otro, adelantar sin precaución, realizar giros prohibidos, circular en contravía y hasta invaden los andenes para evadir los trancones.   

Los índices de accidentalidad de la ciudad muestran que, en el último trimestre de 2014, de 518 accidentes al menos 149 tuvieron que ver con motocicletas.

“Este es un porcentaje considerable frente a los diferentes tipos de vehículos que hay (…) particularmente estos ocurren por no mantener la distancia, la falta de precaución, no espetar la señales de tránsito, entre otras faltas”, señaló Giovanni Posada, director operativo de Tránsito de Ibagué.

En 2015, tan sólo en Semana Santa se reportaron 31 accidentes de tránsito, de los cuáles en el 70 por ciento de los casos hubo una moto involucrada, según informó Martha Pilonieta, secretaria de Tránsito Municipal.

Fenalco y los vendendores de motos solo piensan en sus ventas

Si bien es cierto que muchas personas necesitan las motocicletas para generar sus ingresos, tampoco se puede desconocer que el resto de ciudadanos: taxistas, conductores de busetas, propietarios de autos particulares han tenido que contribuir unos días a la semana para que el interés general prime sobre el particular.

Pero ese argumento no convence a Fenalco ni a los representantes de los concesionarios. Ellos se oponen a que las motocicletas tengan pico y placa, porque que creen que esta restricción desaceleraría el rentable negocio de la venta de estos vehículos.


Este portal solicitó a Fenalco seccional Tolima información sobre las ventas de motocicletas en Ibagué pero no fue posible obtenerla.

Claudia Rojas, representante del sector de las motocicletas en Fenalco, dijo que no está de acuerdo con la medida de pico y placa para estos vehículos.

A propósito de Fenalco, en Ibagué no se conocen actividades de este gremio para contribuir a la movilidad ni a la seguridad vial de la ciudad. Parece que su enfoque es solamente la comercialización de más motos.

¿Más educación vial que restricción?

Aunque para muchos la solución no está en aplicar medidas restrictivas, sí es necesario encontrar alternativas a corto plazo que ayuden a mejorar la movilidad y reducir los índices de accidentalidad.

Para la secretaria de Tránsito, Martha Pilonieta, “esto es un trabajo no solo de la Secretaría o la Administración Municipal, sino de todos los ciudadanos, es un tema de educación (…) por eso se está señalizando, organizando los paraderos, demarcando zonas y trabajando en conjunto con la policía”, dijo.

Además, considerar restringir la movilidad en motos puede resultar un problema mayor. “La preocupación que tiene la comunidad es que si les ponen pico y placa a las motos, se compran otra. En Bogotá pasó, se duplicó el número de motocicletas, y ahora está inundada”, apuntó la secretaria Pilonieta.

El debate se centra principalmente en que en Ibagué, hay un importante sector que se moviliza a través de motocicletas: domiciliarios, mensajeros, comerciantes, entre otros.


Por eso para expertos como José Stalin Rojas, director del Observatorio de Movilidad de la Universidad Nacional, el pico y placa para las motos no resulta conveniente en ciudades como Ibagué. “Muchos la utilizan como un medio de trabajo (…) entonces restringir su movilidad seria quitarles parte del ingreso a estas personas que viven de la motocicleta”, argumentó el académico.

Una solución podría ser “construir carriles exclusivos para motos –algo poco probable en Ibagué, debido a la deficiente infraestructura vial– y una profunda capacitación para los conductores para disminuir la accidentalidad vial”, añadió  Stalin Rojas.

Ante la ausencia de una política nacional clara que regule el tema de la movilidad en motos, tanto Stalin Rojas como Augusto Kafure, doctor en ingeniería civil y urbanismo, consideran que el problema se debe abordar desde la adquisición de las licencias del pase.

La licencia de conducción no se le debe dar a la gente simplemente por comprar un vehículo, debe pasar un curso. (…) Debe haber un control a las motocicletas, porque a la gente se le está dando la posibilidad de un pase para montar en moto pero, no tienen ni idea de que quieren decir las señales de tránsito, como se deben comportar. Es una cosa de educación, debe haber civismo”, puntualizó Kafure.

ELOLFATO.COM hizo un recorrido por el centro de la ciudad y se encontró con estas imágenes de conductores de motocicletas.


Es común que los conductores aprovechen el tamaño de la moto para adelantar entre los vehículos, exponiéndose a causar daños en los otros carros.


En la esquina de la calle 10 con carrera Quinta muchas motocicletas hacen un giro en u, que está prohibido.


También los conductores de manera poco consciente se suben en los andenes y se movilizan por allí, sin tener en cuenta que pueden causarle daño a algún peatón.


Algunos más osados intentan esquivar las busetas para pasar entre estrechos espacios, sin importar invadir lugares de cruce peatonales.
 

FOTOS: ELOLFATO.COM
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker