Pasar al contenido principal

Detrás del lente también se obturan historias

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Por la variedad de ecosistemas, el Tolima tiene la fortuna de albergar a 760 especies de aves, es decir, el 38 % del total del país. Un biólogo, un abogado, un hombre de origen campesino y hasta el director del Jardín Botánico San Jorge aprovechan ese potencial para fijarlas en sus cámaras.

Diego Ceballos

Tolimense de origen campesino, quien desde niño se sintió atraído por la belleza y la magia que las aves del sur del Tolima le ofrecían. En su juventud vivió con sus padres en una finca del corregimiento Las Hermosas, en Chaparral, donde no solo tuvo que sortear las condiciones adversas de una región olvidada por el Estado, como él mismo la describe, sino que, también se enfrentó a situaciones de orden público en medio del conflicto armado que vivió el país.

Hoy, Diego celebra el acuerdo de paz. Después de tantas dificultades para poder “pajarear” de manera empírica, ya puede promocionar el aviturismo en un lugar paradisiaco que, según él, ofrece más de 21 especies de aves, dentro de las que destaca el Gallito de roca (Rupicola peruvianus) y el Quetzal cabecidorado (Pharomachrus auriceps).

Germán Oyuela

Director del Jardín Botánico San Jorge, importante ecosistema en el que trabaja desde hace 19 años, cinco de ellos inmerso en el tema de las aves. Cuando comenzó a identificar y caracterizar las aves de dicho lugar se constituyó en el primer proyecto de avifauna en que se enfocó.

Tras desarrollar la caracterización de aves en Ibagué y con el pleno conocimiento de la riqueza que tiene el Jardín Botánico, considera que el Tolima tiene un gran potencial para el avistamiento de aves.

Hernán Darío Arias Moreno

Este biólogo ibaguereño, egresado de la Universidad del Tolima, es fotógrafo de naturaleza.  Lleva 15 de sus 36 años de vida trabajando en el tema de aves y cerca de 8 con aviturismo. Actualmente es coordinador técnico de la Ruta de Aves de los Andes Orientales.  (Ver: Mincomercio pide fomentar turismo de naturaleza en el sur del Tolima)

Conoce más de 1500 especies en el país y ha recorrido la gran mayoría del territorio nacional liderando giras de observación para las principales empresas de aviturismo. Su proyección es trabajar para promover esta actividad turística como una herramienta para la conservación de las aves y de la naturaleza, así como posicionar su empresa como una de las líderes en Colombia.

Rubén Darío Gómez Gallo

Ibaguereño de 57 años y abogado administrativo de profesión, pero naturalista y fotógrafo por afición. Desde hace 4 años está dedicado de lleno a la observación y fotografía de aves. Inició hace 23 años en el fotoclub creado por Margareth Bonilla, actual directora del Museo de Arte del Tolima, con quien empezó a retratar paisajes en las rutas que conducen al Nevado del Tolima.

En 2013, luego de fotografiar carnavales como el de Barranquilla, el del Bullerengue en Puerto Escondido, las fiestas de San Pacho en Quibdó y el Petronio Álvarez en Cali, y tras el fallecimiento de su hermano Luis Humberto Gómez Gallo, suspendió su actividad fotográfica. Así descubrió que las aves podrían ser un buen antídoto para su tristeza.

Tolima sigue demostrando porqué es potencia en aviturismo

Colombia es uno de los cinco países más biodiversos del mundo y el primero en aves, con 1932 especies, de las que el Tolima ha registrado 760, según la plataforma eBird. Esta cifra representa el 38% del total en el país, gracias a la variedad de ecosistemas que ofrece su ubicación geográfica.

 

En un mismo territorio confluyen bosque seco tropical, bosque alto andino, páramos, valles, zonas bajas y bosques de niebla. Uno de los corredores ideales para el avistamiento de aves se ubica en el norte del Tolima, en la franja que agrupa a Murillo, Líbano y Lérida.

Asimismo, zonas de Ibagué como Toche y el Cañón del Combeima son muy visitadas en materia de aviturismo. Sin embargo, el sur del departamento cuenta con un potencial significativo que por tema de orden público no se había podido explorar, en especial el Cañón de las Hermosas, compartido por Chaparral y Rioblanco, y que ahora podrá ser un punto de observación importante en el territorio. (Ver: El renacer de Toche, el destino turístico inexplorado de Ibagué)

4º Festival de Aves del Tolima, un evento que tiene alas para todos

Del 16 al 20 de octubre se llevará a cabo en Ibagué la cuarta edición del Festival de Aves del Tolima, que, desde sus inicios, busca promover el aviturismo en la región, así como enseñar el gran potencial que tiene el territorio en esta materia.

Este año, el Festival pretende llegar a todo aquel que sienta un interés particular por el avistamiento de aves, de ahí que en esta versión se desarrollarán ocho jornadas de campo en las instituciones educativas vinculadas a la figura del Patrullero Ambiental. Con esto, se busca cautivar y promover el cuidado y respeto por la avifauna de más de 180 estudiantes. Asimismo, el público en general podrá recibir un curso básico en avistamiento de aves dictado por expertos en el tema.Pero quienes no solo sientan inclinación por la actividad de avistamiento de aves, sino que también deseen aprender sobre fotografía de los individuos, podrán capacitarse durante el Festival. Para el 19 de octubre está prevista una jornada académica magistral, con expertos de carácter nacional e internacional. (Ver: Ibagué contó con 20 rutas de aviturismo en el ‘Día Mundial de Avistamiento de Aves’)

Entre tanto, la ‘Pajareada’ se cumplirá el sábado 20 de octubre en las rutas del corregimiento de Anaime, en Cajamarca, Toche y el Cañón del Combeima, en zona rural de Ibagué. De igual manera, el emprendimiento también tendrá su espacio en este Festival, es así como se efectuará una feria comercial, integrada por estands en los que algunos empresarios podrán ofrecer sus productos para el aviturismo.

 
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker