Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Casa por cárcel a mujer que cobraba extorsiones en Ibagué

Las autoridades dieron a conocer que las llamadas extorsivas se hacen desde el centro penitenciario Coiba de Picaleña. Por hechos similares, la Fiscalía está adelantando investigaciones en contra de otras dos personas en Ibagué.
Justicia
Autor: Eliza Morales
Autor:
Eliza Morales
Foto: EL OLFATO

Judy Esperanza Ospina Díaz, de 49 años, fue beneficiada con detención domiciliaria luego del señalamiento en su contra por la Fiscalía de ser la responsable de cobrar extorsiones bajo la modalidad tío-tía.

Una de las víctimas, Leila Tafur Monroy, manifestó a las autoridades que el 15 de enero del 2013 recibió una llamada en la que un supuesto familiar le solicitaba realizar una recarga por $20 mil.

Al día siguiente de realizar la recarga, un hombre la llamó y se identificó  como agente de la Policía Nacional. Él le mencionó que uno de sus familiares se encontraba detenido y le exigió que realizara un  giro de $300 mil para que quedara libre.

La mujer, en medio de la angustia, realizó el pago a nombre de Judy Esperanza Ospina Díaz a través de una empresa de giros. A pesar de realizar el pago, le volvieron a solicitar más dinero.

En la segunda extorsión, Tafur Monroy sospechó de las llamadas que estaba recibiendo.  Por esa razón, interpuso la denuncia que permitió que el Gaula del Ejército capturara ayer (lunes), en zona rural del municipio de El Espinal, a Ospina Díaz quien habría sido la persona encargada de cobrar el dinero.

No fue un solo caso:

En el desarrollo del proceso judicial, ante el Juzgado Sexto Municipal con Función de Garantías, la fiscalía reveló que la indiciada no solo había participado del cobro de está extorsión, sino que también estaría involucrada en otros casos que se están investigando.

Se conoció que las llamadas extorsivas se hacen desde el centro penitenciario Coiba de Picaleña. También, que otras dos personas estarían cobrando este dinero, por lo que se espera que en las próximas horas se logre la captura de las mismas.

Durante la audiencia, Judy Esperanza fue señalada del delito de extorsión, cargo que no aceptó. Por esta razón,  fue  beneficiada con detención domiciliaria teniendo en cuenta que no registraba antecedentes penales.