Pasar al contenido principal

Autoridades ambientales califican aparición de jaguar en el norte del Tolima como un avistamiento único

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Las autoridades ambientales del departamento califican la aparición de un jaguar en el norte del Tolima como un avistamiento único, debido a que estos felinos no tienen distribución en esta zona. De hecho, históricamente no hay reportes de este individuo en la región.

Aunque no se sabe cómo llegó hasta el norte del departamento, se especula que pudo ser producto de un escape del felino que fue capturado y estaba siendo transportado por la zona o, a causa de su buena condición de nadador que hubiese atravesado el río.

El hecho se registró en Mariquita gracias a una de las cámaras trampa que ha instalado la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) en diferentes municipios del departamento con el fin de recolectar información para los diferentes estudios de flora y fauna que lleva a cabo esta autoridad ambiental.

“Al hacer la revisión de la cámara trampa de referencia B170905586 ubicada en el municipio de Mariquita, se observaron 47 archivos de videos, de los cuales 45 fueron efectivos en imágenes. En seis archivos se observó el registro de un felino (jaguar)”, explicó la Corporación.

Este avistamiento confirmó denuncias de ataques reportadas por la comunidad de este sector hacia el ganado, principalmente. No obstante, la autoridad ambiental recuerda que no pueden atribuirle todos los reportes anteriores a este felino, ya que en la región se tiene distribución de pumas y ocelotes que también pueden atacar a otras especies.

“Aunque no hay reportes de ataques sistemáticos de jaguar en humanos, se debe tener en cuenta varios factores por los cuales puede generar arremetidas como sentirse agredido u hostigado, una situación en la que el animal reaccionará con gran agresividad y luchará hasta la muerte generando una confrontación, también está la presencia de hembras en celo que generan una elevación del lívido en los animales los cuales los tiende a volver irritables y, finalmente, las hembras con crías, las cuales pueden sentir que se está en estado de amenaza y reaccionar, como lo es natural en defensa suya y principalmente de sus crías”, explicó la autoridad ambiental.

Ante esta situación se debe mantener la calma, no gritar ni hacer movimientos bruscos, bajo ninguna circunstancia darle la espalda al jaguar o salir corriendo, ya que es un comportamiento de presa que para ellos puede desencadenar en el instinto de persecución y caza. (Ver: Sorprendente video de avistamiento de jaguar en el norte del Tolima)

De igual manera, se recomienda no cazarlos ni asesinarlos, no solo porque sea un acto ilegal y castigado por las normas colombianas, sino porque en caso de que el felino llegue a quedar herido y la persona no pueda defenderse, atacará con más ferocidad.

Sin embargo, Cortolima le recuerda a la comunidad que “los Jaguares no atacan al hombre, de hecho, cuando hay presencia de seres humanos ellos tratan de esconderse, el hecho de que las personas sigan pensando que son animales feroces y salvajes ha ocasionado que se encuentren en grave peligro de extinción”, puntualiza. (Ver: La dolorosa historia de Paticas y Lolita, los perros que perdieron sus extremidades y hoy buscan un hogar)

Una especie en vía de extinción

Según una investigación realizada por la organización Panthera durante los últimos 100 años el rango de distribución del jaguar en América del Sur se ha reducido a menos de un 50 %. Es decir, esta espacie ha perdido más de la mitad de su hábitat.

En Colombia, según este mismo estudio, solo hay alrededor de 16.000 individuos y suelen concentrarse en Puerto Boyacá, Antioquia y Chocó. Por eso, aunque este hecho sorprende positivamente, también enciende las alarmas, ya que el jaguar es una de las especies que se encuentran en vía de extinción a nivel mundial.

Por ello, Cortolima hace un perfil de este animal, haciendo un llamado a su vez a la comunidad para protegerlo y no atacarlo. (Ver: Oso de anteojos fue atacado por un grupo de perros en el corregimiento de Toche)

“El Jaguar es el felino más grande en América, posee una visión binocular nocturna y uñas retráctales, acostumbran comer aves, peces, ciervos, primates y serpientes, su pelaje está cubierto por rosetas que le sirven como camuflaje al momento de cazar. Poseen un agudo sentido de la vista, así como del oído y del olfato, son animales muy fuertes, inteligentes y hábiles ya que pueden llegar a cazar grandes presas como venados y dantas”, añade la Corporación.

Igualmente recalcaron que la distribución del felino está determinada por los efectos combinados del impacto humano y los factores ambientales, por eso la probabilidad de presencia del jaguar aumenta con la cobertura forestal, la temperatura media y la precipitación anual, y disminuye con el crecimiento del índice de la densidad humana.

Por tal razón, la Corporación hace un llamado a la ciudadanía tolimense para no matar estos animales y, por el contrario, reportar su presencia, y demás fauna silvestre, a través de la línea telefónica 304-618-4494.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker