Pasar al contenido principal

Ampliación de la planta de personal de la Alcaldía en época preelectoral genera preocupación en el Concejo de Ibagué

Ibagué
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

Luego de que este lunes el Concejo Municipal aprobara el proyecto de Acuerdo por medio del que se modifica la planta de personal de la Alcaldía de Ibagué, el cabildante Humberto Quintero, afirmó que votó negativo a esta iniciativa porque carece de los soportes para darle trámite.

En este proyecto de Acuerdo se pretenden crear tres nuevas secretarias de despacho: Secretaría de Desarrollo Económico, de Ambiente y Gestión del Riesgo y de las TICs. Asimismo, crear nueve direcciones, tres nuevas oficinas y una gerencia.

De igual manera, el estudio técnico de diseño organizacional propone la implementación de 274 cargos (Fase 1), acorde con las nuevas dependencias, y 694 cargos (Fase 2), una vez se cuenten con los recursos financieros necesarios.

Al respecto, el concejal dijo que una de las razones por las que no apoyó el proyecto es que el mismo fue enviado a la Comisión de Plan de la Corporación, la cual no tenía la competencia para estudiarlo. 

"La comisión a la cual se envió el proyecto no le corresponde estudiarlo. Debería de ir a la Comisión de Institutos porque se crean cargos y se reestructuran las secretarías de la administración central", explicó Quintero.

Asimismo, dijo que dicha iniciativa no cuenta con la certificación que entrega la función pública para crear nuevos cargos en las entidades estatales. 

"Al no tener esta autorización falta principio de planeación dentro del trámite que se le vaya a dar al proyecto, porque se está autorizando antes de cumplir con los requisitos del proyecto de Acuerdo", aseguró el cabildante.

Además, indicó que la administración municipal no está teniendo en cuenta un aspecto muy importante y es el impacto fiscal que puede tener esta reestructuración administrativa. 

"Si bien es cierto se requiere que se nombre un personal, también se requiere analizar el impacto fiscal para evitar inconvenientes en el futuro por no tener disponibilidad presupuesta", expresó el Concejal.

Por su parte, el cabildante Camilo Delgado manifestó su preocupación por la posibilidad de que esta reestructuración administrativa sea utilizada para favorecer 'cuotas políticas' de los candidatos tanto a la Alcaldía como al Concejo, que son apoyados por el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo.

"La decisión aquí no solo jurídica y administrativa, sino también puede tomar visos políticos. No queremos que suceda lo que ha sucedido en otras ocasiones cuando departamentos o municipios acuden a esta figura de reestructuración administrativa faltando un año de gobierno y de cara a unas elecciones locales", señaló el concejal.

"No estaría bien visto y quedaría en entredicho el discurso de la transparencia, de la objetividad, honestidad, de cero corrupción, que se he manifestado desde un comienzo por parte de la administración municipal en cabeza del alcalde Jaramillo", concluyó.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker