Pasar al contenido principal

‘Activistas son una forma de compra de votos disfrazada’: Jaime Eduardo Reyes

El exconcejal y exdiputado, indicó que por esta misma práctica fue condenada Aída Merlano y advierte la posibilidad de que las diferentes campañas contraten entre 5 mil y 15 mil personas como activistas para el próximo 27 de octubre.
Poder
Autor: Redacción Política
Autor:
Redacción Política

Jaime Eduardo Reyes, exconcejal y exdiputado, manifestó su preocupación por la posibilidad de que diferentes campañas a las corporaciones públicas incidan en la compra de votos, a través de la figura de guías o activistas, para alterar los resultados electorales.

‘Lo escucho en los barrios y a los líderes del gran riesgo electoral que se pueda dar en las próximas elecciones del 27 de octubre. Todo pareciera indicar que el fenómeno ‘’Merlano’’ se va a quedar chiquito en Ibagué’.

Según Reyes, va a haber una compra de votos subterránea de manera ilegal e ilegítima, que se describe en el código penal como delito de corrupción al sufragante.

‘Fue ese mismo delito electoral por el que condenaron a quince años a Aída Merlano. Se dice que hay campañas que tienen 500 y 600 millones de pesos para eso que nunca se registran en cuentas claras’.

También, fue enfático en describir la susceptibilidad que tiene la democracia para caer en estas prácticas; ya sea, porque las personas que acceden a recibir dinero por su voto, no son conscientes de que están incurriendo en un delito.

‘En Ibagué, hemos visto ríos de personas uniformada en anteriores elecciones. Gente pagada con el compromiso, no solamente de que voten ellos, sino que lleven sus familiares a votar. La gente no sale gratis todo un día con una camiseta, la gente no sabe que si los pillan en esas actividades también son sancionados’.  

El excandidato a la Gobernación, advirtió a la Fiscalía y a la Procuraduría sobre estos hechos que no son nuevos en la dinámica de las contiendas regionales y nacionales.

‘Que logran los candidatos haciendo un ejercicio electoral sano de cuatro a cinco meses, yendo a los barrios y convenciendo a la gente, cuando el día de las elecciones lo que hay es plata corrupta robándose las elecciones’.

 

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.