Pasar al contenido principal

Usted está aquí

A la cárcel de Picaleña fue enviado exjefe de seguridad de la Fiscalía en Ibagué

Investigación
Autor: Eliza Morales
Autor:
Eliza Morales

El Juzgado Octavo Municipal con función de control de garantías ordenó la reclusión en la cárcel de Picaleña del hasta hace pocas horas jefe de seguridad del búnker de la Fiscalía en Ibagué Eduardo López Amariles, capturado por el presunto delito de concusión agravada.

El exfuncionario fue detenido por funcionarios del CTI el lunes en la noche, tras evidenciarse que estaría exigiendo entre $200.000 y $1.700.000 para avalar o sostener en sus cargos a los vigilantes que asignaba una empresa de seguridad al servicio de la Fiscalía seccional Tolima. (Ver: CTI capturó al jefe de seguridad de la Fiscalía en Ibagué)

López Amariles, por su cargo de jefe de seguidad, era quien aprobaba o no el personal que podía prestar el servicio de vigilancia dentro de dichas instalaciones.

Las grabaciones y unos chats delataron a López

Según lo narrado por el fiscal 26 de la unidad de Administración Pública, varias víctimas grabaron - a través de sus teléfonos celulares - al exservidor público haciendo esas exigencias económicas. También proporcionaron copia de algunas conversaciones sostenidas vía WhatsApp, en las que se concretaron la entrega de dineros.

Las transacciones registradas por la Fiscalía se hicieron por lo menos en los últimos 14 meses: dos en 2018 y una este año.

El capturado no aceptó el cargo imputado por la Fiscalía y, a través de su defensa, solicitó que le otorgaran el beneficio detención domiciliaria porque su esposa padece una delicada enfermedad.

Sin embargo, el juez rechazó la petición y lo envió a la cárcel de Picaleña.