DSC_0620 copia

El ‘calvario’ que viven los afiliados a la Nueva EPS en Ibagué

Usuarios de la Nueva EPS se enfrentan todos los días a largas esperas para conseguir citas y autorizaciones del servicio médico. Los pacientes tienen quejas recurrentes sobre la cantidad de tiempo que deben esperar para realizar sus trámites, y luego para encontrar un especialista que los atienda a tiempo. Como si esto fuera poco, otras personas expresan su preocupación por la falta de celeridad en la entrega de algunos medicamentos.

La sede de la 31 con Quinta de la Nueva EPS es un lugar atestado de personas a la espera de autorizaciones para acceder a diferentes servicios médicos. El hacinamiento es evidente, así como la resignación de los usuarios que ya saben que al llegar ahí deben esperar horas para que sus necesidades sean resueltas.

Los usuarios aseguran que prefieren realizar este tipo de trámites en la mañana y así evitar la congestión que se genera en la tarde. Sin embargo, sin importar la jornada, el sitio es muy pequeño para la cantidad de personas que asisten a ese lugar, sobre todo si se tiene en cuenta que es allí donde se realizan las autorizaciones para exámenes y citas médicas, además de entrega de documentos para solicitar otro tipo de servicios.

Una usuaria desesperada

Para Argelia Rodríguez, pensionada y usuaria de la Nueva EPS, conseguir una cita con un oftalmólogo ha sido una hazaña que le ha durado cinco meses. Durante este periodo, ha tenido que ir al punto de atención en varias ocasiones debido a que su cita ha sido pospuesta desde octubre del año pasado.

En este sentido, la señora Argelia señala que la llamaron días antes de la cita para avisarle que el médico especialista que debía atenderla no se encontraba disponible y, por lo tanto, le aplazaron para otra fecha su visita al oftalmólogo.

Debido a los más de tres meses de espera por una consulta con un especialista, la señora Argelia cuenta que ha ido al punto de atención de la Nueva EPS en varias ocasiones en busca de respuestas por un servicio que paga, pero no ha recibido la atención debida. La respuesta ha sido siempre la misma: que debe esperar.

Para ella, como para cientos de pacientes, la historia no termina cuando salen de este lugar, sino que empieza una larga travesía. “Lo más preocupante es que necesito la cita con el oftalmólogo para que me ordene la cirugía de cataratas, entonces tendré que volver aquí para que me autoricen la operación y los exámenes. Si me demoré tanto por una cita, ahora no me imagino para que me operen”, señala la usuaria.

Las quejas no paran

Un equipo de ELOLFATO.COM se desplazó hasta la sede de la Nueva EPS y habló con varios usuarios que demostraron su descontento. Flor Díaz, una usuaria que desde hace una semana está pidiendo una incapacidad médica, le dijo al equipo periodístico que la atención es muy demorada y pareciera que el personal no cuenta con una noción básica de atención a los usuarios.

"Uno viene aquí a pedir algo que necesita y parece que les estuviera mendigando. Siempre le piden a uno ciertos documentos y cuando uno los lleva resulta que ya no eran esos, sino otros. Y después le dicen a uno, con cara de amargura, que ellos no están para perder el tiempo y que uno debe poner más cuidado a los papeles que ellos le piden. Incluso, les he dicho que me anoten los documentos que tengo que traer y después me salen con que el funcionario se equivocó", dijo la usuaria.

Debido a la inconformidad de los usuarios, el equipo periodístico intentó hablar con el funcionario encargado del correcto funcionamiento de la sede, pero ninguno de los empleados quiso dar razón de con quién se podía dialogar. La respuesta de los trabajadores fue que este tipo de quejas debían ponerse en la línea nacional dispuesta por la Nueva EPS y tampoco permitieron que se tomaran fotografías dentro del lugar que demostraran la congestión diaria que se vive. 

Ya no se asignan citas por teléfono

Por otra parte, en la sede de la calle 43 con carrera Quinta, los pacientes se quejan porque las citas odontológicas que antes se podían pedir vía telefónica ahora solo son asignadas de manera presencial.

"Yo creo que para todos es más cómodo que den las citas vía telefónica. Así ni los usuarios tienen que venir a pedirlas, ni los empleados tienen que atender a una multitud de gente que está afanando y a veces hasta insultándolos por el desespero", le dijo un usuario a esta redacción.

Esto ha generado un problema para los familiares de personas de la tercera edad que necesitan tratamientos odontológicos o citas para higiene oral. Según Elkin Hernández, acudiente de una paciente, “es inaudito que ahora nos hagan venir, yo soy una persona que trabaja y debo venir para pedir una cita para mi madre que es una persona de la tercera edad. Antes ella llamaba desde la casa, porque no puede acercarse hasta acá sola. Ahora me toca pedir permiso para pedir sus citas odontológicas”, indica.

Lo cierto es que la situación difícil que viven los usuarios de la Nueva EPS en Ibagué no ha mejorado, pese a que dicha entidad ha cambiado varias veces su sede y hasta ha destinado desde hace tiempo un edificio entero sobre la calle 43 con Quinta para la atención de medicina general.

Por: REDACCIÓN SALUD

Foto: Fredy Gutiérrez

Fecha: Sábado - 17 septiembre - 2016