Pasar al contenido principal

¿Y qué hicieron nuestros congresistas en el último cuatrienio?

Estamos en temporada de sonrisas. Con vallas, pasacalles, carros pintados, afiches, videos y frases de cajón en las redes sociales, los políticos de turno invaden nuestras calles buscando el voto de los tolimenses con la ilusión de hacerse a una curul en el desprestigiado y apetecido Congreso de la República. Algo bueno tiene que tener si gastan tanto dinero para hacerse a uno de los cómodos sillones del Senado o la Cámara.

Algunos dirían que su vocación de servicio es muy grande y que su compromiso con el departamento y la calidad de vida de sus conciudadanos es tan alto que sacrifican su vida personal, familiar y financiera, para poder tener el honor de representarnos en el templo de las leyes colombianas. Sin embargo, me pregunté, ¿qué tanto han hecho por el departamento los actuales congresistas? ¿cuántas leyes han creado para favorecer estas tierras? Más allá de los puestos y contratos que gestionan para fortalecer su clientela, ¿cuál ha sido su verdadera contribución para el desarrollo económico, social, cultural y humano del Tolima?

En el último cuatrienio, sin duda, los resultados son poco más que tristes. Los proyectos de ley de autoría de tolimenses que beneficiaban directamente al departamento fueron exiguos y bastante difusos en términos presupuestales, que en últimas es lo que debería buscar todo congresista: mayor inversión en su territorio.

Miguel Ángel Barreto, en los últimos cuatro años de trabajo legislativo, sólo presentó dos proyectos que benefician al Tolima y que fueron convertidos en leyes. El primero, en 2016, “Por medio de la cual la Nación se asocia a la celebración de los 150 años de fundación del municipio de Casabianca”, que incluye partidas de 12.000 millones de pesos para la pavimentación de 7,5 kilómetros de la carretera entre Palocabildo y Casabianca, y 2.400 millones de pesos para la construcción de 600 pozos sépticos en este municipio.

Barreto, junto a José Elver Hernández “Choco”, y José Armando Yepes, había presentado en 2014, el proyecto “Por medio de la cual la Nación se vincula a la celebración de los 60 años de la Universidad del Tolima”, en el que incluyen obras de infraestructura física en el alma máter, aunque sin apropiación presupuestal, rubros ni dineros específicos.

Pierre García no presentó ningún proyecto de ley que beneficie de manera específica al departamento, aunque llama la atención que es autor de la ley que convierte a Mompox en distrito especial, turístico, cultural e histórico de Colombia, al tiempo que buscó para el municipio de San Agustín, en el Huila, la misma categoría (el proyecto fue archivado).

Carlos Edward Osorio, en 2014, creó la ley “Por la cual la nación y el Congreso de la República se asocian y rinden homenaje al municipio de San Antonio”. La ley, sancionada, habla de apropiar el presupuesto para cofinanciar, junto a la gobernación, la pavimentación de vías, la creación de un centro recreación, la construcción de la central de sacrificio del municipio y la adecuación de la planta física de algunas instituciones educativas. Sin embargo, no existen rubros ni montos específicos y poco se sabe del real alcance presupuestal de la iniciativa.

Ángel Gaitán sólo presentó una iniciativa que beneficiaba al Tolima. Se trata de una ley que hacía honores a Chaparral y a Manuel Murillo Toro y que incluía la adecuación digital de la Alcaldía, la creación de un Centro Regional de Pronósticos como parte integral del sistema de alertas tempranas a nivel ambiental y la construcción del Centro de convenciones y exposiciones.

Ninguno de los puntos traía consigo apropiaciones presupuestales específicas. A este proyecto se suma como coautor, el senador Guillermo Santos Marín, quien además de este proyecto no presentó ningún otro que tuviera que ver con la región de manera específica. La senadora Rosemary Martínez no presentó al Congreso ninguna iniciativa específica para el departamento en los últimos cuatro años, de acuerdo a la información de Congreso Visible de la Universidad de los Andes.

Seguramente la labor nacional de los congresistas ha sido brillante y merecen todos volver al Congreso. Sin embargo, si vuelven, un favorcito… qué tal si hacen más por el Tolima? Digo, ahora que estamos en temporada de sonrisas, al menos digan que sí, porque hasta ahora, que ocho congresistas sólo hayan logrado cuatro leyes que favorezcan el departamento, en cuatro años, es vergonzoso.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker