Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Violeta, un restaurante para comensales que quieren alimentarse sanamente

Publicidad
Autor: ElOlfato
Autor:
ElOlfato

La pasión por la cocina y especialmente por las preparaciones que tienen un importante aporte nutricional para las personas, fue la base para que Diego Mauricio Borja y su familia sacaran adelante un proyecto gastronómico que ha cautivado decenas de paladares en Ibagué. Se trata de Violeta, un restaurante en el que los comensales pueden encontrar desde productos de panadería y pastelería, hasta deliciosos platos de comida saludable, que se adaptan al gusto de cada cliente. “Lo que tratamos de hacerle entender a la gente es que la comida saludable no es aburrida. La gente piensa que son puros vegetales o hierbas, pero no es así. No se trata de eso, todo lo que tenga un aporte nutricional o un valor agregado, está en nuestra carta”, destaca Diego.

Violeta se encuentra ubicado en el barrio Piedra Pintada, exactamente en la calle 46 # 4 – 60. Allí, los ibaguereños pueden disfrutar de un almuerzo o una cena preparados con ingredientes libres de azúcares y harinas refinadas, sin grasas trans, pero con sabores exquisitos. “Eso hace que la gente que viene y come se dé cuenta que la comida saludable no es una esclavitud. Por el contrario, son alimentos que además de ser deliciosos, caen bien al organismo. Las personas acá pueden comer lo mismo que comen normalmente, pero con un valor agregado a su salud. Tenemos pescados, pollos, mariscos, res. No obstante, también ofrecemos opciones de comida vegetariana”, menciona.

Asimismo, resalta que, con el objetivo de apoyar a otros emprendedores de la región, los platos que se ofrecen en Violeta son preparados con ingredientes de productores tolimenses. Estos insumos también pueden ser comprados por los clientes en el mercado saludable que se encuentra dentro del restaurante. “Son productos muy buenos que se ajustan al mercado que queremos llevar, son productos limpios, sin nada de químicos ni conservantes”, dice Diego.

“Nosotros tenemos precios muy asequibles. Obviamente la comida saludable tiene algunos ingredientes que son un poco más costosos, pero tratamos de que haya un balance en los precios para que no sea un costo elevado”, agrega.

Más de siete años de experiencia gastronómica

Diego Mauricio Borja Enciso es un ibaguereño apasionado por la cocina que estudió su carrera profesional en Medellín, pero siempre pensando en regresar a su ciudad a cautivar el paladar de los tolimenses. Cuenta con una amplia experiencia en el área gastronómica, la cual le ha permitido a Violeta convertirse en la primera opción de muchos clientes.

“En Violeta hay muchos gustos que se pueden complacer. La gente cree muchas veces que no vendemos alimentos para niños, por ejemplo, pero no es así. Nuestra carta incluye platos para todos los gustos. Incluso, si la gente tiene alguna condición de salud en especial, la aconsejamos para que sepa qué puede comer”, menciona Diego. “La gente llega preguntando qué comer. Yo paso mesa por mesa, les pregunto cómo les pareció, qué dudas tienen, para que se sientan satisfechos con lo que aquí consumen”, añade.

Eventos especiales

Además de la exquisitez de la comida y el buen servicio del restaurante, los comensales pueden organizar sus eventos especiales allí, sin tener que pagar por la decoración.   “Es un regalo hacia el cliente, hacia quien está cumpliendo años por ejemplo. Yo quiero que la gente se sienta muy cómoda y bien atendida en un ambiente hogareño”, señala Diego.

“Invito a la gente a que no le dé miedo probar cosas diferentes y a que aprecien la comida saludable”, concluyó.

Horarios de Violeta

De acuerdo con Diego, en Violeta se manejan dos horarios: quienes quieran adquirir los productos del mercado saludable, pueden hacerlo desde las 9:30 de la mañana, hasta las 9:00 de la noche. Mientras tanto, quienes quieran disfrutar de un almuerzo o una cena, pueden hacerlo de 11:00 de la mañana a las 3:00 de la tarde y de 5:00 de la tarde a 8:45 de la noche, respectivamente.

Por su parte, quienes deseen pedir su comida a domicilio, pueden comunicarse con el restaurante en los números320- 900- 2170y 2644808.

Clases de cocina

Los clientes que hayan tenido la oportunidad de visitar Violeta y probar los deliciosos platos que allí se ofrecen, también podrán aprender a prepararlos. Para eso, Diego brinda clases de cocina individuales o grupales, que se realizan de manera personalizada.

Otro proyecto en marcha

Diego y su familia tienen en mente otro proyecto gastronómico, que estará enfocado en los productos típicos del Valle del Cauca. Allí los clientes podrán consumir los famosos cholados, luladas, shampoos, aborrajao’, entre otras preparaciones caleñas. Según Diego, lo que buscan con esta iniciativa es que la gente aprecie la comida típica de las regiones colombianas. “Si todos nos pusiéramos de acuerdo en consumir la gastronomía de nuestro país, potencializaríamos el turismo en las regiones”, menciona el ibaguereño.