Pasar al contenido principal

Una noche especial para don Carlos Alvarado, el ‘padre’ de Mercacentro

Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: EL OLFATO

Para don Carlos Alvarado la noche del 15 de diciembre del año 2015 fue mucho más que una inauguración.

La apertura del Mercacentro número 10, ubicado en el sector de El Poblado, fue la consolidación de una cadena de supermercados pretendida por algunas multinacionales y envidiada por otras. “Eso cada seis meses nos mandan razones, pero nosotros ya no les prestamos atención a esas cosas”, dijo recientemente don Carlos a una emisora local.

Él tiene claro que Mercacentro más que un negocio, es un ‘hijo’, y de esos que llenan el corazón de orgullo con el paso de los años. Hace 24 años empezó en un local de 200 metros, con 14 o 16 empleados. El Mercacentro número 10 se construyó en un lote de 22 mil metros cuadrados y en toda la cadena de supermercados se generan más de 900 empleos directos, contó emocionado, y haciendo un gran esfuerzo para hablar en los medios de comunicación.

Prefiere el perfil bajo, siempre. Pero en la inauguración de Mercacentro número 10 no pudo pasar inadvertido. Era imposible. Las miradas y los reflectores estuvieron siempre sobre él. Su historia de vida es inspiradora. Ha superado quiebras financieras y hasta graves errores de la Justicia. Y se ha levantado cada vez con más fuerza, de la mano de su esposa Ortencia Molina y sus hijos.

En el lanzamiento del hipermercado de El Poblado estuvo sonriente, por momentos muy emocionado y a su lado distinguidos empresarios y comerciantes, las autoridades civiles y eclesiales, y decenas de clientes que ha fidelizado durante casi un cuarto de siglo con sus precios bajos.

El nuevo Mercacentro se levantó en un lote que tenía la familia desde hace casi 10 años, recurrieron a leasing con una entidad financiera y empezó operaciones este 16 de diciembre, como lo había prometido don Carlos.
 
“Empezamos con 80%, no pudimos arrancar al 100% porque en este tipo de obras se presentan situaciones que se salen de las manos, pero abrimos porque para nosotros la palabra es importante y el compromiso con la gente también”, expresó. Además del hipermercado, de un área de 6.000 metros cuadrados, hay 34 locales comerciales, plazoleta de comidas, zonas recreativas y estacionamientos para más de 500 vehículos.
 
El ‘hijo’ de don Carlos se creció, casi que como él, cuando inició su vida de comerciante, a los nueve años, vendiendo bultos de papa y atados de cebolla en la plaza de mercado de Silvania, Cundinamarca, su ciudad natal.
 
© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker