Pasar al contenido principal

Un repaso histórico por los 75 años de la alma mater del departamento: la Universidad del Tolima

El 21 de mayo de 1945 fue aprobado, por la Asamblea del Departamento, el proyecto de Ordenanza por el cual se creaba la UT. Conozca más detalles de esta historia.
Historias
Autor: Redacción Región
Autor:
Redacción Región
Foto: Suministrada Universidad del Tolima

El 21 de mayo de 1945 fue aprobado, por la Asamblea del Departamento, el proyecto de Ordenanza por el cual se creaba la Universidad del Tolima, aunque se creería que en ese instante inició su idílica relación con los habitantes de la región, no fue así.

Tuvo que esperar diez años para abrir su primer programa, tiempo en el que sorteó una serie de batallas para convertirse en lo que es hoy: la institución de educación superior más importante del Tolima.

Sonia Giraldo, licenciada en Biología Química de la UT, con una especialización en docencia universitaria de la Unibagué, entre otros estudios, es una experta en la historia de la institución y narró más detalles acerca de los primeros años de vida de la alma mater.

Según esta docente, Lucio Huertas Rengifo, diputado y ponente de este proyecto de ordenanza era conservador, mientras la mayoría de asambleístas de esta época eran liberales, razón por la que pusieron una serie de impedimentos para que la institución prosperara y entrara en funcionamiento.

Además, contó, “estábamos en la bancarrota en el Tolima: no solo veníamos de la Guerra de los Mil Días, también se necesitaba infraestructura, vías y en ese momento se estaba pensando en el Ferrocarril, entonces decían que cómo nos íbamos a gastar la plata en una universidad”.

Giraldo rememoró que en la época las familias pudientes mandaban a sus hijos a estudiar a Bogotá, entonces esta parte de la sociedad no veía como prioridad este proyecto, pues no entendían quiénes iban a estudiar allí, olvidando un gran detalle.

“Claramente no estaban pensando en las familias más necesitadas, en los hijos de estas familias que salían del bachillerato y no tenían cómo seguir estudiando”, indicó esta experta.

El sueño toma forma

Esta docente detalló que para el año 1953, cuando los militares se toman el poder en el país bajo el mando del General Gustavo Rojas Pinilla, llega a gobernar al Tolima el teniente coronel César Augusto Cuellar.

“Para ese mismo momento se formó el grupo de amigos pro Universidad del Tolima y ese grupo le envía un mensaje al Teniente Coronel a través de una emisora, diciéndole que debe sacar adelante la institución y este no solo los escucha, también autoriza a Lucio Huertas para conformar el Consejo Directivo, como se llamaba en la época”, comentó Giraldo.

Efectivamente entre las personas que Huertas eligiera para hacer parte de este equipo tenía que estar una persona con las cualidades para asumir el cargo como primer rector de la UT. El elegido fue el ingeniero Adolfo Pardo Vargas, quien en ese momento trabajaba en la Secretaría de Obra del Departamento.

Un cargo que, según Sonia Giraldo, asumió por compromiso y no por lucrase, pues por durante dos años Pardo no recibió un solo peso. Así que, de su mano, la del diputado Huertas y otras personas logran crear, para 1955, en terrenos de la Escuela Agronómica de San Jorge (de los salesianos), el primer programa de educación superior de la UT: la Facultad de Agronomía.  

Lo curioso es que la UT, la institución con más estudiantes en la región en la actualidad – más de 21.100 entre programas a distancia y presenciales – solo contó con cuatro personas en su primer carrera, los jóvenes Notario Levi, Alberto Frye, Oswaldo Rentería y Hernando Mejía.

Al año después se crea la Escuela de Enfermería y se anexa a la alma mater la Escuela de Bellas Artes, y así fue avanzando en el transcurso de los años hasta convertirse en una insignia para el departamento y una de las universidades públicas más importantes del país.

Egresados ilustres

Entre sus miles de egresados, la docente Giraldo resaltó a Gustavo Adolfo Vallejo, reconocido a nivel nacional en la investigación sobre la leishmaniasis; a Magdalena Echeverry de Polanco, la primera genetista de este país con investigaciones pioneras sobre el virus del papiloma humano y, a Gonzalo Palomino, un experto dedicado a la educación ambiental, un tema que lo convirtió en un referente nacional e internacional.  

La importancia de la UT para la región

“La Universidad del Tolima es educación, progreso y bienestar para el departamento, es la institución que miró a la región, a los más vulnerables, no por nada la mayoría de nuestros estudiantes vienen de zonas rurales y de municipios fuera de Ibagué, fue pensada y sigue siendo principalmente para las personas de estratos 1 y 2, para darle oportunidades a aquellos que no las tienen”, sentenció esta docente.

 

Diseño y desarrollo web por Micoworker
© 2020 All reserved rights.