Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Un hurón fue rescatado por la Policía en zona rural de Cunday

Uniformados de la Policía del Tolima rescataron un hurón, el cual, había sido atrapado por un perro en zona rural de Cunday.
Medioambiente
Autor: Sebastián Rivadeneira
Autor:
Sebastián Rivadeneira
Foto: Policía Tolima

Uniformados de la Policía del Tolima rescataron un hurón, el cual, había sido atrapado por un perro en zona rural de Cunday.

Los hechos ocurrieron en una finca de la vereda Agua Blanca del mencionado municipio, cuando los habitantes del lugar se percataron de que en un potrero aledaño un canino tenía en su poder un animal no identificable, que aún estaba vivo.

 

Por tanto, los lugareños dieron aviso a las autoridades, quienes hicieron presencia en el lugar y pudieron rescatar al individuo, el cual, al parecer solo estaría maltratado y no tendría heridas de consideración.

De igual forma, los uniformados trasladaron al hurón hacia un veterinario del municipio y posteriormente fue entregado a la Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima).

Por su parte, la Policía departamental hace un llamado a la comunidad a denunciar o informar al 123 o al cuadrante más cercano, sobre la presencia o tenencia de animales silvestres.

¿Qué es un hurón?

Los hurones son mamíferos que pueden ser domésticos, de unos 35 cm de longitud (cola incluida), cuerpo alargado muy flexible, patas cortas, cabeza pequeña, hocico afilado, cola larga y pelo suave y espeso; y que al igual que los gatos, es depredador. En su hábitat natural (bosques de Europa y Asia) se alimenta de conejos y pequeños mamíferos como ratones y topos pero, esa dieta cambia para los hurones que son mascotas. 

En Colombia, su reproducción o comercialización interna es prohibida. Su tenencia debe ser estrictamente en cautiverio y es legal, aunque su ingreso debe registrarse en el Sistema de Información Sanitario para Importación y Exportación de Productos Agrícolas y Pecuarios (SISPAP), regulado por el Instituto Colombiano Agropecuario ICA.

Se requiere documentación previa al embarque, y en el país de origen, deben ser sometidos a procedimientos de desparasitación y contar con Certificado Sanitario Oficial.

Asimismo, se exige tiempo de cuarentena en observación, una vez llegado al país, por mínimo 30 días. De encontrarse parásitos puede negarse la entrada al país o se puede sacrificar al animal. La regulación se encuentra en la Resolución 842 de 2010 del ICA.