Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Un hombre raptó y asesinó a su hijo de 3 años, nacido en el Líbano, norte del Tolima

Según la Fiscalía, el niño fue golpeado y asfixiado por el hombre en la habitación de un hotel de Popayán, en el que se hospedaban desde el pasado jueves. El asesino admitió que quería vengarse de su exmujer, oriunda del Líbano.
Justicia
Autor: Redacción Justicia
Autor:
Redacción Justicia

Un niño de 3 años de edad, nacido en el municipio de El Líbano, fue asesinado por su padre, Jorge Eduardo Leal, en un hotel de Popayán, en el departamento del Cauca. 

El hombre, cegado por los celos y el consumo de alcohol, causó la muerte de su hijo, al parecer, por vengarse de la mamá, una mujer del Líbano que residía con el niño en Pereira. 

Según la Fiscalía, el niño fue golpeado y asfixiado por el hombre en la habitación del hotel en el que se hospedaban desde el pasado jueves. El plan inicial del asesino era huir con el menor hacia Ecuador.   

Sin embargo, el mismo jueves en la noche, Leal se embriagó e ingresó a la habitación del Hotel El Viajero para acabar con la vida de su hijo.  

Según varios medios de comunicación de Popayán, el hombre salió de la habitación gritando que había matado al niño, situación que provocó la ira del resto de huéspedes, quienes intentaron lincharlo. 

La Policía tuvo que intervenir para sacarlo del establecimiento y conducirlo ante un juez de control de garantías. Antes de la audiencia, Jorge Eduardo Leal admitió que cometió el horrendo crimen por venganza, pues su expareja decidió rehacer su vida con otro hombre

Al parecer, este hombre pretendía quitarse la vida, pero no lo logró por la rápida actuación de los huéspedes del Hotel. 

“Los policías que atendieron el llamado intentaron reanimarlo (al niño), pero ya nada se podía hacer; luego procedieron a proteger al señalado agresor, porque el caso generó indignación entre los testigos”, dijo el subcomandante de la Policía de Popayán, coronel Jhon Falla.

El sujeto fue enviado a la cárcel San Isidro de Popayán. Antes de ser conducido a prisión, Leal les dijo a los medios de comunicación de esa ciudad que él amaba al menor y que actúo así por el consumo desmedido de licor. 

“Dicen que lo maté, no me acuerdo, me había tomado unos rones. Estoy arrepentido, si la gente dice que lo hice, debió de ser así… no acepté la responsabilidad (en la audiencia) porque el abogado me dijo que no lo hiciera, pero las personas que me conocen pueden decir que mi vida era mi hijo, que yo velaba por él”, expresó.

El cuerpo del niño será trasladado en las próximas horas al departamento del Tolima.