Pasar al contenido principal

Usted está aquí

¡Tocó a las malas! Imponen 156 comparendos por violar el aislamiento en Ibagué y 12 vehículos fueron inmovilizados

Los 156 ciudadanos que decidieron salir a la calle, desacatando la emergencia sanitaria, tienen que cancelar $936.323, según lo establecido en el Código de Policía.
Ibagué
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué
Foto: Alcaldía de Ibagué

Los que todavía creen que el aislamiento social para frenar la propagación masiva del COVID-19 es opcional, tendrán que enfrentar sanciones económicas y hasta la inmovilización prolongada de sus vehículos.

El alcalde Andrés Hurtado confirmó que en las últimas 48 horas impusieron 156 comparendos a ciudadanos que no acataron el aislamiento social, mientras que 12 vehículos fueron inmovilizados por infringir la restricción del ‘pico y placa’.

“Ayer (24 de marzo) se impusieron 92 comparendos. Hoy (25 de marzo), hemos impuesto 64 multas por haber incumplido el decreto”, dijo el mandatario.

Los 156 ciudadanos que decidieron salir a la calle, desacatando la emergencia sanitaria, tienen que cancelar $936.323, según lo establecido en el Código de Policía.

Mientras que los conductores que violaron el ‘pico y placa’ tendrán que cancelar la multa de $438.901, el traslado en la grúa y el parqueadero. Esta última tarifa podría resultar muy costosa, pues los organismos de tránsito están casi paralizados por la cuarentena nacional. (Ver: Multan a una pareja en Ibagué por ir a mercar juntos, desacatando las prohibiciones impuestas por el Gobierno Nacional)

“Además, el ciudadano que no respete u obedezca la orden de colaborar con las autoridades sanitarias, no ayude en los procesos de verificación si cuenta con el coronavirus o lo propague luego de comprobarse que lo posea, podrá incurrir en delitos en la salud pública”, advirtió Hurtado, quien acompañó a la Policía en los operativos.

La Policía Metropolitana y el Ejército Nacional están realizando patrullajes, las 24 horas del día, para hacer cumplir el aislamiento social obligatorio que impuso el presidente de la República, Iván Duque.