Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Tenga en cuenta estas recomendaciones para no padecer infecciones respiratorias causadas por el cambio climático

Tenga en cuenta estas recomendaciones para no padecer infecciones respiratorias causadas por el cambio climático.
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Foto: Suministrada

Según lo reporta La Organización Mundial de la Salud (OMS), los cambios de clima que está sufriendo el planeta tierra, producto del calentamiento global, traen consigo una serie de riesgos para la salud tales como el aumento de la mortalidad por las temperaturas extremadamente elevadas y el aumento de las enfermedades infecciosas, especialmente las Infecciones de Respiración Aguda (IRA) como la laringitis, la bronquitis y la neumonía.

La misma organización advierte que las variaciones meteorológicas intensas a corto plazo pueden afectar gravemente la salud de los seres humanos, al causar estrés térmico o un frío extremo (hipotermia) y aumentar la mortalidad por enfermedades cardíacas y respiratorias.

Ante esta situación, Adriana Jaramillo Roa, directora del Programa de Terapia Respiratoria de Areandina seccional Pereira, sugiere seguir estas medidas de prevención para no contraer infecciones respiratorias:

  • Lavarse las manos, con agua y jabón, antes de consumir alimentos, después de consumirlos y al salir del baño.
  • Evitar saludar de mano o de beso.
  • Evitar frotarse los ojos.
  • No fumar y evitar exponerse al humo (cualquier tipo de humo).
  • Tener una buena higiene bucal y personal.
  • Dormir bien.
  • Mantenerse activo físicamente.
  • En lo posible controlar el estrés.
  • Beber mucho líquido (agua, jugos naturales, en lo posible cítricos).
  • Comer alimentos nutritivos.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura.
  • Evitar el intercambio de saliva: utilizar utensilios personales para evitar el intercambio de saliva a través de vasos, chupos, juguetes u otros que se lleven a la boca.
  • Controlar la vacunación de su hijo para verificar que se encuentre con los esquemas completos.

Si ya está infectado y padece de alguno de los síntomas propios de una IRA, estas son las precauciones que Jaramillo da para no contagiar a quienes lo rodean:

  • Cubrirse la boca y nariz al toser o estornudar.
  • Usar toallas de papel para contener las secreciones respiratorias y botarlas a la basura después de su uso.
  • Lavarse las manos con agua y jabón después de estar en contacto con secreciones respiratorias.
  • Evitar permanecer en espacios reducidos con gran número de personas.
  • Evitar tocarse los ojos, la boca, la nariz: Los gérmenes pueden diseminarse cuando una persona toca algo que está contaminado con ellos y luego se toca los ojos, la nariz o la boca.

La experta recalca que los niños menores de cinco años son especialmente susceptibles a estas enfermedades y sugiere estar alerta ante los siguientes síntomas:

  • Respiración rápida.
  • Se hunden las costillas al respirar.
  • Presenta ruidos extraños al respirar o “le silba el pecho”.
  • Falta de apetito y vómito.
  • Fiebre superior a 38.5 grados centígrados.
  • Decaimiento y dificultad para permanecer despierto.
  • Ataques o convulsiones.

De encontrar este tipo de síntomas, se recomienda asistir de inmediato a un centro de salud o consultar con su médico.

 

*Con información de la Fundación Universitaria del Área Andina.