Pasar al contenido principal

Siete cosas del desempleo en Ibagué que posiblemente no sabía

Investigación
Autor:
Autor:

Este viernes se conmemora el Día Mundial del Trabajo y en Ibagué hay más bien poco para celebrar.

La capital del Tolima lleva 15 años ocupando el penoso ranking de las ciudades con los más altos índices de desocupación en Colombia, según el  Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

Durante este tiempo, el número de personas desempleadas en Ibagué ha oscilado entre 33 mil y 40 mil, informó el Observatorio del Empleo de la Universidad del Tolima.

Este órgano consultor reveló datos que tal vez muchos ibaguereños ignoran. Incluso, los mismos candidatos a la Alcaldía de Ibagué que ni siquiera han pasado por la sede del Observatorio a preguntar por el panorama de desocupación en la ciudad que pretenden gobernar.

Hasta 12 meses se tarda un ibaguereño para conseguir un empleo

Paciencia, eso tienen que tener los ibaguereños desempleados para ‘reengancharse’ en el mercado laboral.

Jorge Renza, director del Observatorio del Empleo, sostiene que una persona cesante se tarda entre seis y 12 meses para hallar un nuevo puesto de trabajo.

Por esa razón, comenta el experto, muchos desempleados terminan aceptando puestos con una remuneración inferior a la esperada o se emplean en tareas distintas para las que estaba preparado.

El desempleo juvenil es del 24%

El desempleo entre los jóvenes duplica prácticamente la tasa total desocupación y bordea el 24%. Diego Ramírez, del Observatorio del Empleo, explica que este flagelo afecta más los grupos que están entre los 15 y los 24 años.

“La tasa de desocupación entre los 15 y 19 años es del 29%, seguido quienes están entre los 20 y los 24 años, y alcanza el 20%”, afirma Ramírez.

Este flagelo golpea más fuertemente a quienes no lograron terminar su formación y a los profesionales que tienen especializaciones y/o maestrías.

Los primeros, no son contratados porque no tienen un título, y, los segundos, tampoco porque sus aspiraciones salariales son muy altas.

Las mujeres en Ibagué ganan 300 mil pesos menos  

Los investigadores de la Universidad del Tolima han encontrado que las mujeres ganan, en promedio, 300 mil pesos menos que los hombres.

No importa que la mujer esté más preparada o tenga una experiencia superior, dice Ramírez.

Pero a las mujeres tampoco les resulta fácil hallar un empleo formal. La tasa de informalidad en este grupo poblacional es del 61% y para aportar ingresos en sus casas deben cuidar niños ajenos, se ocupan como empleadas domésticas, venden productos por catálogo o trabajan por días en salones de belleza, entre otras tareas.

Las mujeres mayores de 25 años encuentran más barreras para ser contratadas

Otro fenómeno que han descubierto en Ibagué es que las posibilidades de encontrar un trabajo se reducen si las mujeres que tienen más de 25 años.

El director del Observatorio del Empleo afirma que esta limitación se evidencia principalmente en los sectores financiero y comercial, donde aparentemente prefieren jovencitas entre los 18 y los 14 años.

Construcción de centros comerciales no baja el desempleo

La apertura de nuevos centros comerciales en Ibagué no genera una cantidad de puestos de trabajo que se necesitan para reducir las altas tasas de desocupación que hay en la ciudad.

Estas inversiones logran generar entre 600 y 800 empleos, en una capital con más de 33 mil personas desocupadas.

Y la industria se sigue apagando

Ibagué no está haciendo mucho por atraer nuevas industrias. Por el contrario, las autoridades observan cómo se cierran empresas emblemáticas como Fibratolima, adquirida en su fase final por Fabricato.

Jorge Renza asegura que se perdieron 700 empleos directos, y por lo menos unos 700 más indirectos, con el agravante que esas personas no tendrían más oportunidades laborales porque sus edades superan los 50 años.

La Alcaldía de Ibagué, la Gobernación del Tolima y los gremios económicos apenas expidieron un comunicado y enviaron una carta al Gobierno Nacional lamentando la noticia y suplicando apoyo del Estado, pero sin ninguna propuesta acorto, mediano y largo plazo.

La Casa del Tolima en Bogotá, que podría ser la sede de una agencia que promueva la inversión en el departamento, apenas es utilizada para condecoraciones de políticos y funcionarios de la rama judicial.

Aumentó el número de inactivos

En los últimos dos años la cifra de personas inactivas aumentó: pasó de 130 mil a 135 mil. Este indicador tiene dos lecturas, explica Diego Ramírez, del Observatorio del Empleo.

Puede ser que los jóvenes que estudiaban y trabajaban, por ejemplo, se dedicaron exclusivamente a su formación y salieron del mercado laboral.

Pero la otra, y que para muchos puede ser la más posible, es que los inactivos podrían ser desempleados que se cansaron de buscar trabajo. Estas personas lograrían sostenerse gracias al aporte económico de su familia.

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker