Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Siete científicas colombianas serán premiadas a través del programa ‘Para las Mujeres en la Ciencia’

‘Para las Mujeres en la Ciencia’, es una iniciativa que busca fortalecer la ciencia y la innovación que han integrado diferentes actores entorno a la difusión y amplificación de la investigación científica desarrollada por la mujer.
Nación
Autor: Redacción Nación
Autor:
Redacción Nación
Foto: Suministrada

‘Para las Mujeres en la Ciencia’, es una iniciativa que busca fortalecer la ciencia y la innovación que han integrado diferentes actores entorno a la difusión y amplificación de la investigación científica desarrollada por la mujer.

Este año, tras recibir más de 100 postulaciones de investigadoras de todos los lugares de Colombia, se premiará a 7 mujeres, quienes recibirán un incentivo económico que suma los $140 millones de pesos.

Este reconocimiento se entregará en un evento que se realizará el próximo 13 de noviembre en la Residencia Francesa y contará con la participación y presencia del embajador Gautier Mignot; Alberto Mario Rincón, gerente General de L’Oréal Colombia; Manuel Acevedo Jaramillo, presidente del Icetex; Sonia Esperanza Monroy Varela, subdirectora de Colciencias; Enrique Forero, presidente de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (ACCEFYN) y la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Nacional de Cooperación de la UNESCO que la ejerce el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Esta iniciativa ha apoyado a más de 3.000 mujeres en 115 países con la entrega de becas internacionales en los cinco continentes; y en Colombia a la fecha, ha reconocido a 30 mujeres.

¿Quiénes son las mujeres científicas ganadoras?

Heiddy Paola Quiroz: 30 años, candidata a doctor en Ciencias – Física de la Universidad Nacional de Colombia.

Su proyecto se fundamenta en la aplicación de nano estructuras de TiO2 dopado con Co como un DMS para memorias no volátiles con una estructura tipo transistor. Un control estricto de los parámetros de síntesis, permitirá establecer condiciones óptimas para la obtención de nano estructuras con concentraciones de Co adecuadas para contribuir a los mecanismos control de resistividad y mejor capacidad de almacenamiento. Con el desarrollo del proyecto se fortalecerá la comunidad científica en la generación de nuevo conocimiento.

Sandra Milena Rondón Lagos: 42 años de edad, doctora en Ciencias Biomédicas y Oncología Humana de la Universidad del Rosario.

Su proyecto está enfocado en evaluar la Inestabilidad Cromosómica (IC) y la heterogeneidad clonal en un grupo de pacientes con cáncer de seno, para establecer su asociación con parámetros clinicopatológicos y de esta forma hacer de estos análisis una herramienta potencial de pronóstico y prevención en el tratamiento de pacientes que puedan beneficiarse de terapias más efectivas como; terapia endocrina o quimioterapia.

Anna María Polanía Rivera: 27 años, estudiante de Doctorado en ingeniería con énfasis en alimentos de la Universidad del Valle.

Su proyecto de investigación pretende realizar el proceso de extracción de compuestos bioactivos (polifenoles y flavonoides) presentes en los residuos de piña mediante la técnica de autohidrólisis, para realizar su posterior nano encapsulación mediante electrospraying, evaluando la eficiencia de encapsulación, liberación controlada y digestibilidad in vitro de los CB identificados.

Sandra Jimena Báez Buitrago: 33 años, profesora asistente de la Universidad de los Andes.

Su proyecto pretende estudiar los correlatos conductuales y cerebrales de dos dominios fundamentales de la cognición social (las emociones sociales y el juicio moral) en adultos con esquizofrenia, adultos con TEA y adultos sanos. Estos dominios no son evaluados en la clínica y por ende no son tratados, afectando la calidad de vida de los pacientes y de sus familiares. Los beneficios de comparar directamente estos trastornos radican en la posibilidad de esclarecer sus criterios diagnósticos, de lograr un mayor conocimiento sobre su etiología y fisiopatología, y de mejorar los tratamientos existentes o desarrollar nuevas estrategias de intervención no farmacológica.

Diana Bolena Sánchez Melo: 33 años, investigadora post-doctoral de la Universidad de los Andes.

Su proyecto tiene por objeto evaluar la posibilidad de utilizar tres desechos agrícolas de alta producción en Colombia (i.e. tusa de mazorca, bagazo de caña de azúcar y cascarilla de arroz) como materia prima para obtener bio-ligantes para ser utilizados en la fabricación de nuevas mezclas asfálticas con altos volúmenes de material asfáltico reciclado. Además, se busca identificar las condiciones que permitan promover el desarrollo responsable de la infraestructura vial en el país.

Yamileth Ortiz Gómez: 43 años, Candidata a Doctor en Salud Pública en el Instituto Nacional de Salud Pública, Cuernavaca – México, Magister en Epidemiología de la Universidad del Valle, Residente en Salud Internacional del Programa de Líderes de la OPS/OMS.

El proyecto de investigación se enfoca en un modelo de prevención social que busca reducir la violencia juvenil en una ciudad con tasas de homicidios superiores al promedio nacional. Se establecerá la coherencia interna y externa del modelo prevención social de acuerdo con su teoría de cambio y el marco normativo que sustenta la violencia como un problema público, y se evaluará el proceso de implementación en uno de los 10 territorios piloto priorizados a nivel municipal. Este modelo corresponde a una apuesta institucional que busca articular la oferta de servicios en territorios de mayor vulnerabilidad social.

Giovanna Danies Turano: 34 años, PhD en Fitopatología en Cornell University en Ithaca, NY, Estados Unidos. Actualmente es profesora en el Departamento de Diseño en la Universidad de los Andes, en donde se encuentra creando un énfasis en Biodiseño.

Su proyecto de investigación se enfoca en analizar cómo en el aula de clase se puede crear el ambiente apropiado para que estudiantes de ciencias y diseño trabajen de manera interdisciplinaria. El biodiseño, permite unir el pensamiento científico con el pensamiento de diseño demoliendo las barreras entre las diversas disciplinas a fin de posibilitar el trabajo en equipos interdisciplinarios para construir soluciones creativas, viables y escalables. Basado en la experiencia que se ha logrado en aproximadamente tres años en el curso Estudio 7: Biodesign Challenge en la Universidad de los Andes, existe el potencial de aplicar una metodología similar en Instituciones de Educación Media públicas en Colombia.