Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Secretaría de Salud del Tolima ordenó el cierre del quirófano de la IPS Promover por muerte de paciente

Magnolia Rivera Bernal, de 42 años, se sometió a un procedimiento estético con el médico Leonardo León Blanco, quien no acredita el título de cirujano plástico.
Salud
Autor: Redacción Ibagué
Autor:
Redacción Ibagué

Personal de la Secretaría de Salud del Tolima llevó a cabo, este miércoles, el sellamiento del quirófano de la IPS Promover en Ibagué, donde el fin de semana murió Magnolia Rivera Bernal, de 42 años, al someterse a una liposucción, lipectomía y a un aumento de glúteos, a través de la inyección de su grasa corporal.

La vocera de esta cartera Sandra Liliana Torres, confirmó que la sala de cirugía de la IPS no estaba habilitada para prestar servicios de cirugía ambulatoria, ni cirugía de baja, mediana y alta complejidad.

De acuerdo con el informe de la visita de inspección, llevada a cabo por la Secretaría de Salud, el quirófano no cumple con el equipo de talento humano, ni la infraestructura, ni la dotación ni los medicamentos para llevar a cabo procedimientos invasivos.

De igual manera, se resalta que la IPS no cuenta con cuadros de turnos del personal de enfermería (auxiliar y profersional) para los diferentes servicios que lo requieren a excepción de la atención domiciliaria. 

"Sellamos el área de quirófano y la ambulancia medicalizada. Lo que sigue es que remitimos el proceso a la Oficina Jurídica y de ahí a los entes de control. También al Comité de Ética Médica lo que tiene que ver con el médico, pues no está habilitado como cirujano plástico, sino como médico general, que lo certificó el Ministerio de Salud en 1995 mediante resolución", dijo Torres.

La IPS Promover, a través de un comunicado, informó que alquiló el uso del quirófano, mediante contrato, al médico Leonardo León Blanco, desconociendo que éste llevara a cabo este tipo de procedimientos al interior del centro asistencial.

De acuerdo con el informe, la IPS Promover, al parecer, incumplió lo establecido en la resolución 2003 de 2014 que establece que "el prestador de servicios de salud que habilite un servicio, es el responsable del cumplimiento de todos los estándares aplicables al servicio que se habilite, independientemente de que para su funcionamiento concurran diferentes organizaciones o personas para aportar al cumplimiento de los estándares".

Rivera Bernal, oriunda de Girardot, murió el sábado, producto de una falla cardíaca cuando era intervenida por el médico general, León Blanco.

La mujer fue intervenida desde las 3:00 de la tarde hasta las 12:00 de la noche cuando fue remitida en ambulancia a la Clínica Asotrauma, a donde llegó sin signos vitales.

La Secretaría de Salud resalta que la víctima fue intervenida con la presencia de una profesional de enfermería particular, sin contar con otros profesionales y especialistas de la salud. 

Además, la ambulancia en que fue trasladada la paciente no estaba dotada ni tenía los medicamentos ni el personal para prestar el servicio. 

Por otro lado, se ordenó el cierre total del consultorio de León Blanco, ubicado en el barrio Cádiz, pues no se encuentra habilitado para prestar servicios de salud.