Pasar al contenido principal

Se acabó la Clínica Minerva y 237 funcionarios se quedaron sin empleo

Ibagué
Autor:
Autor:

La Clínica Minerva de Ibagué será disuelta y liquidada. La decisión la tomó la junta directiva de esta institución ante la crisis económica que provocaron el sistema de salud y las EPS.

“Es una decisión inevitable ante la inoperancia del Gobierno. Tocó disolver la sociedad, tenemos deudas de las EPS por más de 17 mil millones, con una vigencia de más de 250 días. Eso se volvió norma en el sector salud, lo cual es absolutamente ridículo”, dijo Mauro Varela, presidente de la junta directiva de la Clínica Minerva.


Este miércoles, la institución amaneció con una tela negra que atravesaba la fachada, un funcionario encadenado a la puerta principal y decenas de funcionarios protestando en la calle. De esta manera notificaron a la ciudadanía y al Ministerio de Salud que una de las clínicas más importantes de Ibagué, con 68 años de historia, cerró sus puertas.


La drástica medida obliga al despido masivo de 237 empleados directos, a quienes les adeudan entre 800 y 1.000 millones de pesos, correspondientes a los meses de mayo, junio y lo corrido de julio, explicó el gerente de la Clínica Minerva, José Leonel Rivera.


“El señor Ministro (de Salud) no quiere aceptar que esta crisis se le salió de las manos. Los hospitales y las clínicas están cerrando, y él es el único que no se ha dado cuenta”, sostuvo Rivera.

Además, responsabilizó a las EPS Saludcoop, Café Salud, Salud Vida y Caprecom de precipitar la liquidación de esta IPS.

“Hay un solo paciente, que nadie quiere recibir”

La Clínica Minerva cerró y en su interior solo hay un paciente que no ha podido ser reubicado en otra institución por dos razones. La primera, su estado de salud que es muy crítico, y, segundo, porque está afiliado a Caprecom y ninguna clínica ni hospital del Tolima lo quiere recibir, precisamente por la falta de pago de esta EPS del Estado.

“El superintendente de Salud está loco”: Mauro Varela

El superintendente nacional de Salud, Norman Julio Muñoz, dijo que buscaría el desembolso de $1.200 millones que le deben algunas EPS, por deudas que superaban los 180 días, pero ese anuncio cayó mal entre los directivos de la institución.

Está loco. En el sector financiero, en el sector real, a usted a los 60 días los bancos comienzan a ahorcarlo y aquí el hombre (el superintendente) está diciendo que va a buscar las deudas reconocidas”, concluyó Mauro Varela.     

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker