Pasar al contenido principal

Por crítica situación financiera, Supersalud ordena liquidación de la EPS Coomeva

Los cerca de 1.200.000 afiliados en el país serán trasladados a EPS receptoras.
Salud
Autor: Redacción Nación
Autor:
Redacción Nación
Por crítica situación financiera, Supersalud ordena liquidación de la EPS Coomeva

La Superintendencia Nacional de Salud ordenó la liquidación de la EPS Coomeva, luego de comprobar su crítica situación financiera y la imposibilidad de recuperarse económicamente. (Ver: Supersalud ordena intervención forzosa de la EPS Coomeva)

La empresa prestadora de salud estuvo en medida de vigilancia especial por cuatro años y medio, tiempo durante el cual recibió instrucciones y órdenes que no atendió, particularmente en la respuesta a la acumulación de quejas, reclamos y peticiones de sus afiliados. (Ver: Coomeva es la EPS con más quejas en el Tolima: Supersalud)

“Como lo venimos haciendo a lo largo de nuestra gestión, no vamos a permitir que las EPS jueguen con la salud de los usuarios y que pongan en riesgo la atención que requiere la población infantil y los pacientes con cáncer o insuficiencia renal”, expresó el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel.

Así las cosas, la Supersalud entregará la base de datos de sus afiliados al Ministerio de Salud, el cual hará el procedimiento de traslado de alrededor de 1.200.000 personas a EPS receptoras.

Endeudamiento, iliquidez y quejas de afiliados

Las autoridades comprobaron que Coomeva no cumple con las condiciones financieras y de solvencia, ni los indicadores de capital mínimo y de patrimonio adecuado, además de que arrastra un creciente endeudamiento.

Toda esta crisis provocaba que su red de prestación de salud cerrara las puertas y dejara de atender a sus afiliados.

“La EPS tiene pasivos cercanos a los $1,7 billones, un nivel de endeudamiento de 1,6 veces sobre el valor del activo, una brecha de $204.230 millones en el patrimonio adecuado y unas pérdidas acumuladas superiores al billón de pesos”, indicó la Supersalud.

Asimismo, se identificó que la EPS no garantizaba a sus afiliados el acceso a los servicios de salud y ponía en riesgo la atención a la población gestante, a los menores de edad y a los pacientes con enfermedades de alto costo (cáncer, insuficiencia renal, VIH y hemofilia).

Específicamente, la EPS Coomeva no realizaba el diagnóstico oportuno de pacientes crónicas con cáncer de cuello uterino y cáncer de mama, debido a las bajas coberturas en la toma de citología cervicouterina, colposcopia y mamografía.

En los últimos tres años, la EPS registró una pérdida cercana a 550.000 afiliados, una de las disminuciones más fuertes entre las empresas del sector de salud para ese periodo.

Temas relacionados 
© 2022 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker