Pasar al contenido principal

Pandemia exige aprender a afrontar el estrés

Los diversos tipos de afrontamiento se centran en las emociones: llorar, enojarse, sentirse triste y buscar apoyo, entre otros.
Salud
Autor: Redacción Salud
Autor:
Redacción Salud
Foto: Unimedios

“Muchas personas suelen creer que afrontar las situaciones desde lo emocional es incorrecto o indica debilidad; piensan que deberían saber de forma instintiva qué hacer frente a situaciones que los sobrepasan, y eso es falso”.

Así lo expuso Bernardo Castiblanco, psicólogo y magíster en Salud Pública, en la charla “Afrontamiento en tiempos de pandemia”, del programa #SaludUNALContigo, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

El afrontamiento son aquellos esfuerzos cognitivos y conductuales constantemente cambiantes que se desarrollan para manejar las demandas específicas externas o internas, y que son evaluadas como excedentes o desbordantes de los recursos del individuo, explica el experto.

En su concepto, afrontar una situación de estrés depende de tres claves principales que marcan la respuesta al estímulo: la interacción entre nuestros recursos, nuestra red de apoyo y el contexto o la situación detonante del estrés.

Para el doctor Castiblanco, experimentar estrés o sentirse ansioso es algo natural y forma parte de la vida normal de un ser humano, y afrontarlo inadecuadamente también es normal, debido a que todo depende del nivel de aprendizaje frente a situaciones previas o momentos específicos distintos.

No obstante, al trabajar estos temas desde la psicología, las personas suelen pensar que no se puede hacer nada frente a las situaciones complejas que atraviesan, por lo que es importante hablar de afrontamiento aún en el contexto de la pandemia.

Tarea difícil

Afrontar no siempre es un asunto fácil: las personas se pueden sentir tan agobiadas por la situación que se inmovilizan o pueden tener respuestas exageradas ante el evento, pudiendo incluso agravar la situación inicial. Por ejemplo, una persona que pierde su trabajo y en vez de evaluar la situación decide pelear con su empleador, derivando en un problema mayor.

Por esto se recomienda hacer un análisis mental o cognitivo de la situación que afecta a la persona en sus elementos más básicos, tomar perspectiva de este para contrastarla con la realidad, cómo lo abordaría, y organizar una estrategia que pondría en práctica y que le ayude a resolver el problema.

Igual de importante es poder anticiparse a la crisis, algo difícil por su naturaleza de aparecer de forma inesperada, pero que ante un contexto de pandemia es probable que estas sean recurrentes.

“Se debe evaluar con quién se cuenta o cuáles serían las redes de apoyo con las que se podría contar en caso de pasar una situación difícil, recordar qué se ha hecho en otras situaciones o una similar, evaluar los recursos personales y estar muy atentos a los riesgos potenciales del medio”, concluye el especialista.

 

Tomado de Unimedios

© 2021 All reserved rights.
Diseño y desarrollo web por Micoworker